La bancada de Partido Revolucionario Institucional (PRI)  propuso ante la Cámara de Diputados una iniciativa para eliminar la prohibición de introducción de alimentos y bebidas a las salas de cine que no fueron comprados en los complejos.

El diputado Christian Joaquín Sánchez aseguró que la medida “es una manera de impulsar a la industria cinematográfica, retomando su esencia y sentido original, haciendo de una visita al cine una práctica más accesible para todas las personas”.

El PRI presenta la incisiva toda vez que los productos ofrecidos en los cines alzan un precio hasta 529 por ciento superior de otros establecimientos.

Con la nueva regulación las compañías “tendrán un poderoso incentivo para disminuir sus costos y ofrecer productos de mayor variedad y calidad al público”.