Comerciantes semifijos y ambulantes que laboran en el andador Zapata en el Centro de Chilpancingo, tomaron el Ayuntamiento durante varios minutos en protesta por haber sido desalojados esta mañana.

Alrededor de las nueve de la mañana, policías municipales y personal de la dirección de Gobernación se apostaron sobre el andador para evitar que los comerciantes semifijos instalaran sus productos sobre la banqueta y para quitar a ambulantes de la zona.

Los comerciantes afectados manifestaron que el día de ayer les avisaron que el alcalde pasaría por el lugar y por ello no querían que se obstruyera el paso; no obstante, más tarde les informaron que el anuncio es parte de la recuperación de espacios públicos en el Centro de la capital de Guerrero.

"Los policías solo están haciendo su trabajo, ellos no han sido ni groseros ni prepotentes; pero no es justo que sólo a nosotros nos quieran afectar, si el Ayuntamiento quiere hacer una recuperación de espacios que empiece por el primer cuadro de la ciudad", argumentó una de las comerciantes afectadas.

Luego de que se les prohibió sacar al andador sus productos, colocaron pancartas de protesta en contra del municipio, especialmente dirigidas al director de Gobernación, José Luis Sagahon Figueroa, y al secretario general, Gustavo Adolfo Morlet Berdejo.

Los comerciantes aseguran que alrededor de 15 negocios pagaron cinco mil pesos a Sagahon Figueroa para que se les permitiera trabajar, a pesar de que el Cabildo lo prohibió por decreto.

Alrededor de las once de la mañana, trasladaron la protesta al Ayuntamiento de Chilpancingo, en donde cerraron todos los accesos y prohibieron la entrada y salida de personal y visitantes.

Al no tener respuesta, bloquearon la avenida Ignacio Ramírez durante algunos minutos y, tras esto, el secretario General se decidió a atender a los comerciantes.