Chilpancingo, Guerrero.- Un grupo de 60 padres de familia de la escuela primaria "Primer Congreso de Anáhuac", cerró por dos horas la avenida Lázaro Cárdenas de Chilpancingo, por la construcción de un dispensario médico que no ha sido terminado y el municipio lo reportó como concluido.

Desde las 9 de la mañana, los padres de familia cerraron los dos carriles de la vía de comunicación para demandar la presencia de autoridades municipales por el incumplimiento de una obra.

Al inicio de su administración, Marco Leyva Mena arrancó la obra en la primaria, sin embargo a unos días de concluir su periodo la obra se encuentra detenida, pero el municipio la habría reportado como concluida.

"La obra está en obra negra y en un 60 por ciento de avance, no está concluida", reclamaron integrantes del Comité de Padres de Familia y del Consejo de Participación Escolar.

La primaria alberga a más de 900 alumnos en dos turnos, por lo que consideraron de suma importancia la construcción del dispensario médico.

Al bloqueo llegó personal del Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE), y luego de unos minutos lograron liberar el bloqueo.