Guerrero.- Para protestar contra las secretarías de cultura en Guerrero y a nivel federal, integrantes del Frente de Arte y Cultura del Estado de Guerrero, protestaron en la caseta de Palo Blanco, por el reducido presupuesto hacia el sector.

La primera actividad inició alrededor de las 11 de la mañana cuando los danzantes y representantes del frente arribaron a la caseta de cobro de Palo Blanco, al sur de Chilpancingo, y se apropiaron del pago de peaje.

Prontamente policías estatales con equipo antimotín desalojaron a los manifestantes que se apostaron a un costado de la caseta para dialogar con representantes del gobierno, uno de los principales reclamos a nivel estatal es el presupuesto que el gobierno de Héctor Astudillo presentó al Congreso en el rubro cultural.

“Queremos revisar la propuesta de presupuesto que mandó el gobierno del estado al Congreso, nos parece grosera, lastimante, ofensiva, para la comunidad cultural porque no están distribuidos. La orquesta filarmónica tiene una asignación de 35 millones y a los grupos de Chilpancingo, Tixtla y Tierra Caliente ni un peso”.

“Para nosotros no hay nada, solo para la orquesta de Acapulco. Queremos sentarnos a plantear la propuesta del presupuesto, estamos convencidas que la propuesta de presupuesto la tiene que hacer las comunidades culturales no atrás de un escritorio”, reclamó Josafat Nava Mosso, presidente del frente.

Al no tener ninguna respuesta favorable, los manifestantes se apostaron en dos vías de la caseta que no estaban en servicio y comenzaron a danzar y con ello pedir cooperación voluntaria a los automovilistas que pasaban por el lugar.

Minutos antes de la 1 de la tarde, los manifestantes recibieron una respuesta positiva del gobierno de Guerrero, sin embargo ahora buscaban la atención del encargado de la política en Guerrero del gobierno federal, el delegado Pablo Amílcar Sandoval.

“Ahorita fuimos a buscar a Pablo Amílcar y no nos hizo caso, y queremos que venga ahorita porque no hay manera de comunicarnos con él, porque él nunca contesta el teléfono (…) también queremos alguien de cultura federal o nos vamos a quedar a dormir aquí”, amagaron.

La organización aglutina a más de 60 grupos culturales del estado, entre ellos una orquesta tradicional calentana –que fue llevada por el gobierno de Guerrero al Festival Cervantino- y “curiosamente el gobierno no les puso ni un peso”.