Chilpancingo, Guerrero.- Las protestas e indignación por el reciente asesinato de Giovanni López a manos de agentes de la Policía Municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco, se extendieron hasta Guerrero, principalmente en Chilpancingo.

Unas 30 gentes marcharon esta tarde en esta ciudad y realizaron pintas al monumento a Las Banderas, ubicado en la avenida Lázaro Cárdenas, y en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

Durante el trayecto, los manifestantes gritaron consignas por la brutalidad policial y portaron pancartas en las que exigieron justicia para Giovanni y para los cientos de asesinados y desaparecidos en el estado.

De acuerdo con la dirigente del Colectivo de Familiares de Desaparecidos y Asesinados de Chilpancingo, María Guadalupe Rodríguez Narciso, desde 2014 han documentado la desaparición de al menos mil personas en el municipio.

Tan sólo en lo que va del año, dijo, tienen registros de 100 casos, ninguno de los cuales ha sido esclarecido por la Fiscalía General del Estado.

"Nos hemos reunido con todas las personas para exigir al gobierno municipal, estatal y federal alto a la violencia. No más desapariciones, no más secuestros, no más extorsiones, no más impunidad, no más tortura y queremos justicia", exigió.

Hace un mes, Giovanni López, un albañil de 30 años de edad, fue detenido por policías municipales de Ixtlahuacán, Jalisco, supuestamente por no portar cubrebocas por la pandemia del Covid-19. Un día después, el hombre murió tras ser golpeado brutalmente por los agentes.

No obstante, fue hasta ayer que familiares denunciaron el hecho y difundieron un video en el que se observa cono los oficiales someten con violencia a Giovanni, lo que fue comparado con la muerte de George Floyd en Estados Unidos.

El caso del primero generó inmediatamente protestas e indignación en Jalisco, en donde manifestantes quemaron patrullas y prendieron fuego a un elemento de la Policía de ese estado, acciones que se replicaron este viernes en varios estados del país.