Acapulco, Guerrero.- Integrantes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se manifestaron para exigir mejores condiciones de trabajo. Desde las 12 del día más de 50 empleados salieron a protestar en contra del delegado del ISSSTE en Guerrero, quien no ha creado las condiciones adecuadas para poder desempeñar su trabajo de manera digna. En entrevista, la secretaria general de la Sección, Patricia Galeana Mellín, informó que este día fueron detenidas las operaciones programadas, junto con las consultas externas, porque no se puede realizar correctamente el trabajo al no carecer del servicio de aire acondicionado, además no cuentan con el suministro de medicamentos. "El 30 por ciento del aire condicionado que se encuentra funcionando, según el delegado, no resuelve la situación de emergencia que requieren los trabajadores para poder continuar laborando", detalló. "El aire no alcanza para las áreas del quirófano ni para las consultas externas; esto representa un riesgo para los pacientes porque se pueden multiplicar las infecciones", expresó Galeana Medellín.
Explicó que en estos momentos solo atienden cirugías de emergencia pese a los riesgos de infección que se pueden presentar entre los pacientes que padecen de hemodiálisis, diabetes y los que no están enfermos podrían sufrir infecciones por falta de mantenimiento del hospital.
La médica Beatriz Landa Ríos señaló que no solo falta el equipo del aire acondiciona, pues carecen de la falta de insumos, limpieza y papelería para poder hacer recetas y surtirlas. Los trabajadores hicieron un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores para que ponga mayor atención en el ISSSTE y se mejoren las condiciones de trabajo de los 800 empleados, de lo contrario continuarán manifestándose hasta obtener una respuesta.