México.- Debido a la falta de atención a diversas demandas por parte del alcalde Antonio Gaspar Beltrán, habitantes de la localidad de Palo Blanco, de Chilpancingo, bloquean la carretera federal México-Acapulco y cerraron las válvulas de aguas que surten a la capital de Guerrero.

Minutos antes de las 11 de la mañana, decenas de pobladores se reunieron en la comisaría de Palo Blanco y acordaron iniciar una serie de acciones de protesta por compromisos incumplidos del alcalde perredista.

"En asamblea se acordó que por negativas a las solicitudes de apoyo para la comunidad se cerrarán las válvulas de agua y la carretera federal por tiempo indefinido hasta que el Ayuntamiento de Chilpancingo tenga respuestas favorables".

"En estos momentos ya se encuentran cerradas las válvulas de agua y la carretera federal justo en el lugar conocido como la entrada del Manguito", informaron los pobladores.

Junto con el sistema de agua de Acahuizotla, el de Palo Blanco es uno de los más importantes que surten de agua a la parte sur de Chilpancingo.

El bloqueo se sitúa justo en la entrada al poblado en medio del regreso de miles de turistas a sus hogares por lo que la única vialidad libre es la autopista del Sol.

Gaspar regala televisiones, dinero y botellas de alcohol a reporteros

Mientras tanto, desde las 9:30 de la mañana el alcalde de Chilpancingo, quien ha hecho caso omiso a la protesta, se reunió con más de 100 reporteros en Chilpancingo a quienes entregó regalos con una suma mayor a 100 mil pesos.

Durante un desayunos con motivo del Día del Periodista, el alcalde de Chilpancingo entregó 70 premios que consistían desde pantallas planas hasta botellas de licor.

Además se entregó un recurso económico de 500 pesos a 42 reporteros que no obtuvieron ningún regalo durante la rifa de premios.

Al final de evento, Antonio Gaspar informó tener conocimiento de la protesta en la vía de comunicación federal, sin embargo no precisó si asistirá a la zona para buscar restablecer la vialidad y el abastecimiento de agua.