Andy García Jr.

Acapulco, 20 Abr. Vecinos del barrio de Petaquillas, en Acapulco, se inconformaron ante el incumplimiento del gobierno municipal con el Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred); denunciaron que pese a la veda electoral, el pasado 26 de marzo, les prometieron 250 botes de pintura para el barrio pero sólo recibieron 20, por lo que exigieron a las autoridades el resto de los apoyos acordados.

En el crucero de calle llamado Siete Esquinas, lugar de la protesta, Antonio Castillo, quien encabezaba el movimiento, dijo: “Nosotros no sabemos si estos señores están incurriendo en un delito electoral o no, simplemente queremos nuestros botes de pintura porque funcionarios del ayuntamiento de Acapulco nos ofrecieron a nombre del alcalde Luis Uruñuela Fay, 250 cubetas para promover la convivencia sana y la prevención del delito, pero resulta que nos engañaron y ahora nosotros exigimos que nos cumplan lo prometido”.

A pregunta expresa, a los manifestantes para saber ¿quién o quiénes funcionarios les ofrecieron los apoyos?, debido a la prohibición que existe por el desarrollo de las campañas electorales, Antonio Castillo dijo que lo único que les dijeron es que era a nombre del presidente municipal y que les entregaron copia de la credencia de elector para recibir la pintura, por lo que ahora piden les cumplan, ya que faltaron 230 botes de lo pactado.