Padres de familia de tres primarias de Acapulco protestaron esta mañana ante las oficinas de Promotora Turística de Guerrero (Protur), para exigir la resolución de diversas demandas.

Los padres de las escuelas Miguel Hidalgo y Costillas y la Teniente José Azueta – que comparten plantel en el turno matutino y vespertino respectivamente – exigieron que las autoridades retiren un transformador y cables de alta tensión que cayeron dentro del patio de la escuela y que podría ocasionar un accidente a los más de 400 alumnos de ambos turnos.

Transformador en escuela de AcapulcoLa señora Mónica Rojas, del comité de padres de familia de esta escuela ubicada en la colonia Llano Largo, pidió al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores que intervenga “lo más pronto posible” en este asunto.

Asimismo, solicitó a la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG) que se canalicen tres maestros a esta escuela, que desde hace un año sufre de la insuficiencia de docentes.

En la manifestación también participó el comité de padres de familia de la escuela Plácido Domingo, ubicada en la colonia La Navidad, quienes manifestaron que las aulas crecen de electricidad, drenaje y agua para los más de 100 alumnos.

Agregaron que la infraestructura de madera con la que está hecha la escuela “se está cayendo a pedazos”.

La presidenta del comité, Gabriela Castro Barrera expresó:

“Nos  preocupa, porque los niños se están cambiando a otras escuelas como la Emiliano Zapata, que es mejor escuela, y eso a nosotros como padres de familia no nos conviene porque esta retirada del lugar de donde nosotros vivimos. Necesitamos inmediatamente la reparación de la escuela”.