Chilpancingo, Guerrero.- Habitantes del municipio de Mártir de Cuilapan (Apango), se manifiestan en el exterior del Congreso del estado para mostrar su apoyo a la alcaldesa, Felicitas Muñiz Gómez, quien es acusada de nepotismo y desvío de recursos.

Encabezados por el secretario general del Ayuntamiento, Herlindo Lázaro Morales, aproximadamente 200 manifestantes, quienes portaron cartulinas y moños blancos en señal de paz, bloquearon los dos carriles de la avenida Trébol, a la altura del Congreso, y lanzaron consignas en contra de los tres  regidores y el síndico que presentaron la denuncia de juicio político en contra de la alcaldesa.

“En las comunidades, este grupo de delincuentes, así  los vamos a llamar nosotros, porque ya no son ediles porque se dedican a robar, extorsionar y hacer desmanes, esos ya no son parte del gobierno para nosotros”, señaló

El grupo de manifestantes son opositores al síndico de Mártir de Cuilapan, Benito Sánchez Ayala, y los regidores, Edelmira del Moral Mora, Humberto Palacios Celino, y María del Rosario López García, quienes acusan a la alcaldesa de Apango de desvíos de recursos y nepotismo.

Por lo que también exigen la salida del síndico y de los tres ediles de Apango, pues los acusan de haber entorpecido el trabajo del Ayuntamiento, y que han afectado el desarrollo de las actividades en beneficio de los habitantes de Mártir de Cuilapan.

También los responsabilizan de al menos dos accidentes que ocurrieron sobre la carretera que da ingreso al municipio, esto por haber bloqueado la circulación colocando piedras, lo que interrumpió el tránsito a la localidad.

El Congreso fue resguardado por policías antimotines, quienes se colocaron al interior del edificio.

Sin embargo, la protesta se desarrolló de manera pacífica, y no intentaron ingresar al Congreso local.

Las movilizaciones en Apango, respaldadas por el ex presidente municipal, Crisóforo Nava Barrios, y el dirigente del PRI municipal, Pedro Ángel Salazar, originaron acciones radicales.

Entre ellas, quemaron vehículos propiedad de la alcaldesa, Felicitas Muñiz, además saquearon viviendas particulares y el palacio municipal.