Francisca Meza

Zihuatanejo.- Transportistas, prestadores de servicios y habitantes de Playa Blanca protestaron para exigir que se concluya la pavimentación de la carretera, que conecta con Barra de Potosí, en el municipio de Petatlán, ya que su mal estado ha ahuyentado a los visitantes. También piden seguridad, asegurando que se han incrementado los asaltos.

Los inconformes colocaron mantas en el acceso a ese balneario, que colinda con el Aeropuerto Internacional Ixtapa-Zihuatanejo, señalando que el camino de terracería que falta por pavimentar empeora con las lluvias.

 “Col. Playa Blanca pedimos al presidente municipal su apoyo para el rastrilleo de la carretera”; “Restauranteros de Playa Blanca exigimos el rastrilleo del camino Aeropuerto-Barra de Potosí” y “Transportistas Aeropuerto-Barra de Potosí exigimos pavimentación de la carretera, sr. presidente y autoridades hagan su trabajo”, se leyó en las mantas.

La propietaria Jazmín Gaytán dijo que al pasar por esa vía los carros quedan destruidos por el tamaño de los baches; aseveró que el ayuntamiento debería rehabilitar la zona al estar catalogada como turístico-residencial, tal como les cobra el ayuntamiento los impuestos.

Expresó que Zihuatanejo es el municipio más importante de Costa Grande y sin embargo no hay voluntad, a diferencia de lo que ocurre en Troncones, La Unión.

En cuestiones de seguridad, la dirigente de la Unión de Transportistas de Barra de Potosí, Rosalba Morales Luca, dijo que por lo menos se han registrado 3 o 4 asaltos al mes y que el último de ellos se registró este miércoles cerca de las 06:00 horas contra una camioneta que transportaba solamente estudiantes.

El mal estado de la vía, explicó, provoca que los conductores bajen la velocidad y eso es aprovechado por los asaltantes.

“Qué vamos a esperar, que nos maten a una persona, que nos maten a un niño no se vale, no es posible que hagamos oídos sordos, estamos en un lugar hermoso, es la mejor playa que tiene Zihuatanejo, es enorme, la gente se queda enamorada de la playa pero no quiere regresar por el camino, las persona que sufren son los restauranteros porque es su principal fuente de trabajo”, aseveró.

Al sitio llegó el secretario general del ayuntamiento, Homero Rodríguez Rodríguez, quien ofreció que en máximo nueve días se rastrillará el camino, en tanto se busca la manera de bajar recursos para su pavimentación.

De los asaltos, aseguró que se enviará más vigilancia y que solicitará el apoyo de la Policía Estatal para reforzarla.