Foto de @PakoVergara

Taxistas pertenecientes a varias organizaciones marcharon sobre las calles de Chilpancingo y arribaron al Palacio de Gobierno para exigir al gobierno de Guerrero que se dejen de entregar nuevas concesiones pues, argumentan, el servicio público está saturado.

Según dijeron, la ‘entrega indiscriminada’ de nuevas concesiones provoca la saturación de las calles y avenidas de Acapulco, Chilpancingo e Iguala.

Asimismo, aseguraron que el director de Transporte y Vialidad del estado, Juan Larequi Radilla pretende entregar a personas cercanas a él más de 100 concesiones.

Los transportistas desean que se firme una minuta en la que el gobierno se comprometa a no otorgar más concesiones y cancelar las que se entregaron 'ilegalmente'. De igual forma, solicitaron una audiencia con el gobernador del estado, Rogelio Ortega.

Advirtieron que de no atenderse sus demandas, se verán obligados a realizar bloqueos y marchas, inclusive sobre la Autopista del Sol.