Alrededor de 20 amigos de Dilan Sánchez, la mayoría compañeros suyos de la Universidad Americana de Acapulco, protestaron sobre la avenida Costera y manifestaron que el joven es inocente del asesinato de Liliana Aguilar Merino, cuyo cuerpo fue abandonado dentro de un tambo el pasado 19 de marzo.

Encabezados por el docente de dicha universidad, Enrique Caballero Peraza los jóvenes entregaron volantes y botearon frente a la plaza comercial Galerías Acapulco.

Asimismo, el profesor aseguró que dos obras del reconocido escultor mexico-húngaro, Pal Kepenyes serán subastadas para obtener recursos.

Caballero Peraza recordó que este sábado vencerá el plazo legal para que se determine la situación jurídica de Sánchez Álvarez.

Los jóvenes aprovechaban los semáforos en rojos para extender una manta con la leyenda #TodosConDilan, mientras otros boteaban con el propósito de reunir recursos que pudieran necesitarse para pagar la defensa del acusado.

El profesor insistió en que Dilan "es inocente", porque "hubo muchas inconsistencias" en la detención y afirmó que tiene fe porque "la defensa está haciendo un buen trabajo".

Asimismo, criticó que la Gendarmería “tiene tres versiones diferentes” de lo ocurrido:

"Pasó de ser la novia asesinada por celos, a la desconocida", expresó.

Además, dijo dudar de la investigación por el rastreo de sangre – que de acuerdo a la Policía Federal, llegaba hasta el domicilio del detenido - a las siete de la mañana y aseguró que hay testigos de que el cuerpo estuvo en el lugar desde las cinco de la mañana.

Agregó que Dilan y Liliana no se conocían, y que incluso los padres de la verdadera novia se encontraban junto a los alumnos que en ese momento boteaban.

"Liliana no estudiaba en la Americana, ya lo sabríamos, rectoría está enterada y al pendiente. Fue un cuerpo que dejaron enfrente de su casa", dijo.

Por ello, advirtió que de no resolverse correctamente el caso, el asesinato de Liliana también quedaría impune:

"Ella también fue víctima de algo monstruoso y el verdadero problema es que el monstruo sigue libre”.