Chilpancingo, Guerrero.- Todos los esfuerzos emprendidos por el gobierno del estado y la federación para atraer turismo a Guerrero, principalmente a Acapulco, están destinados al fracaso de no erradicar el problema de violencia, sostuvo el dirigente estatal del PAN, Marco Antonio Maganda Villalba.

El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del blanquiazul, reconoció y celebró las acciones implementadas por la administración del gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores para posicionar al puerto de Acapulco como el principal destino turístico del país, pero consideró que no es suficiente lo que se ha hecho hasta ahora.

“No deja de ser preocupante que aún con el blindaje de seguridad que se observa en zonas concurridas de Acapulco, sigan registrándose hechos de violencia colocando a este centro turístico como el más violento del país, generando una mala imagen que ahuyenta a sectores de visitantes nacionales y extranjeros con mayor poder adquisitivo”, dijo en un comunicado.

Explicó que Guerrero tiene como principal mercado turístico al centro del país y gracias a ello en periodos vacacionales hay una derrama económica importante, pero insuficiente para “apuntalar financieramente”  a las empresas locales que dependen de esa actividad y que, recordó, son víctimas constantes de extorsiones, lo que en muchos casos ha obligado el cierre masivo de negocios.

El líder del PAN, advirtió que ningún turista visita un lugar, por muy atractivo que sea si no está garantizada su seguridad y la de su familia, por ellos dijo que la imagen de Guerrero se ha visto afectada por los constantes hechos de violencia.

“El problema de seguridad sí afecta la imagen de nuestro destino, aunque las autoridades digan otra cosa, y persiste la descoordinación hasta en la estrategia de comunicación y manejo de crisis”.

“Siendo un ejemplo claro el caso de los asesinados en un bar de Ixtapa, Zihuatanejo, donde el vocero de Seguridad declaró que fue un enfrentamiento entre bandas criminales, y el gobernador dijo que fue un problema entre un cliente y meseros del lugar; y esto ya no puede seguir así”, sostuvo el líder panista.