Paris.- El regreso de Kylian Mbappé tras un mes de baja por lesión no pudo resultar más determinante, puesto que al poco de relevar al español Pablo Sarabia sirvió al brasileño Neymar el tanto del triunfo del París Saint Germain sobre el Girondins en Burdeos.

No le quedaba otra al conjunto que dirige el alemán Thomas Tuchel tras la sonrojante derrota en el Parque de los Príncipes contra el Reims. Pero tuvo que esperar a que reapareciera una de sus grandes figuras para amarrar los puntos.

Tuchel formó con Keylor Navas, Meunier, Thiago Silva, Diallo, Kurzawa, Gueye, Marquinhos, Verratti, Sarabia, Neymar y Di María. A la hora de juego, viendo que el partido se había enredado al no aprovechar varias oportunidades claras, optó por forzar la reaparición de Mbappé. Tras malograr una gran ocasión, diez minutos después de saltar al campo sirvió a Neymar para que el ex barcelonista marcara a puerta vacía.

El triunfo otorga el liderato en solitario al PSG, aunque el Angers podría alcanzarle esta noche si vence al Amiens. A dos puntos está el Nantes, que profundizó la crisis de resultados del Olympique Lyon del brasileño Sylvinho.