Puebla, México- En el estado de Puebla están las gasolineras que más venden combustible robado, por eso el Sistema de Administración Tributaria (SAT), decidió cerrar 30 gasolinerías al detectar que comercializaban combustible de procedencia ilícita.

El presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en Puebla, Rafael Zorrilla Alanís, informó que esas estaciones de servicio ya fueron cerradas desde hace seis meses, por lo que se perdieron más de 300 empleos directos.

En conferencia de prensa, indicó que todas las gasolinerías de la entidad poblana están siendo auditadas diariamente por el SAT, en cuyo procedimiento se revisan los controles volumétricos a fin de comprobar si están comercializando combustible de procedencia ilícita.

El dirigente también reveló que en el último año cerraron 25 estaciones de servicio en diversos municipios de la entidad, sobre todo, en aquellos que se ubican en el “Triángulo Rojo” como Libres, Oriental y Acatzingo, entre otros.

Esto por una caída en sus ventas de hasta 30 por ciento, cuyos ingresos ya no les alcanza para el pago de servicios como electricidad, renta de los inmuebles y sueldos de los trabajadores.

Zorrilla Alanís indicó que ante el incremento constante de la gasolina Magna y Premium, los poblanos han reducido el consumo, al grado de que ya no utilizan mucho su automóvil o, entre la familia, acuerdan utilizar uno solo para trasladarse a diversas partes de la ciudad. En casos extremos, piden “aventón” a sus centros laborales.