México.-El presidente de Rusia, Vladimir Putin, realiza el programa de televisión Línea Directa, y la producción denuncia que ha sido víctima de un ciberataque masivo desde el exterior.

Nuestro centro de llamadas acaba de sufrir un ataque DDoS masivo. Por lo visto, a ello se debieron los problemas con las videollamadas, pero pudimos rechazarlo”, dijo una de las presentadoras del programa.

Agregó que la aplicación para móviles creada especialmente para la Línea Directa con Putin ya funciona con normalidad y el centro de información continúa recibiendo llamadas de los ciudadanos, que dos horas después del comienzo del programa se acercan a los dos millones.

La de hoy es la decimoséptima vez que Vladimir Putin utiliza este formato televisivo para responder en directo a preguntas de los ciudadanos que abarcan todo tipo de temas, centradas principalmente en asuntos de orden doméstico.

El año pasado, el líder ruso contestó a más de 70 preguntas durante 4 horas y 20 minutos, aunque el récord absoluto lo batió en 2013, cuando estuvo en pantalla durante 4 horas y 47 minutos para responder a 85 preguntas

Durante su Línea Directa, Vladimir Putin descartó que las relaciones entre Occidente y Rusia mejoren en el futuro, y aseguró que Moscú defenderá sus intereses nacionales.

Si ahora de pronto nos rindiésemos y dejásemos de lado nuestros intereses fundamentales nacionales, quizás solo habría cambios superficiales, pero no serían cambios cardinales”, afirmó durante su tradicional sesión de preguntas y respuestas con los rusos.

Putin dijo que Rusia no se peleó con nadie y “no tiene deseos de pelear con nadie”, en referencia al deterioro de las relaciones con Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y otros países tras la anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014 y el conflicto en Donbás, que supuso sanciones económicas, diplomáticas y políticas.

El mandatario indicó que a consecuencia de las restricciones y limitaciones que suponen estas sanciones, Rusia dejó de recibir alrededor de 50.000 millones de dólares de 2014 a la fecha.

Sin embargo, el presidente Vladimir Putin recordó que, debido a las medidas restrictivas impuestas por Rusia en respuesta, la UE perdió 240.000 millones de dólares, Estados Unidos 17.000 millones de dólares, y Japón perdió 27.000 millones.

"Son pérdidas que se reflejan en los puestos de trabajo de estos países, incluyendo a la UE. Ellos pierden nuestro mercado”, añadió.

El presidente ruso constató que las sanciones económicas obligaron al país a desarrollar ramas en las que “no era competente”, tales como la fabricación de motores de buques, la industria automotriz y otros sectores de la economía, además de profundizar en la “sustitución de importaciones”.

Respecto al desarrollo de la agricultura en estas condiciones, Putin constató que el impacto de las sanciones resultó favorable, puesto que la exportación de productos agrícolas ascendió a los 25.700 millones de dólares durante el año pasado.

"Aspiramos a alcanzar los 45.000 millones de dólares de exportación agraria para 2024, y yo pienso que se trata de una cifra alcanzable”, dijo.

El mandatario señaló que si Rusia quiere “ocupar un lugar digno bajo el sol, debemos ser más fuertes, ante todo, en materia de economía”.

Se espera que este jueves la UE extienda por seis meses las sanciones a Rusia por su implicación en el conflicto de Ucrania.