México.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin fue captado llevando su propio termo a la cena oficial de la primera jornada del G20, situación que trajo una serie de rumores sobre las razones del por qué el líder ruso realizó esta acción, pues se especuló sobre el miedo a un posible envenenamiento.

Putin fue captado mientras bebía en un vaso isotérmico blanco, en tanto, el resto de líderes mundiales utilizaban las copas que se pusieron para dicha cena.

Las imágenes mostraron a Putin brindando a distancia con sus homólogos, en los que destaca Donald Trump, quien estaba a un lugar de él, después del primer ministro japonés, Shinzo Abe.

La polémica tuvo la reacción del portavoz de Putin, Dmitri Peskov, quien aseguró que "lo que sucede es que él bebe té constantemente con ese termo".