México.-El horno de microondas es uno de los electrodomésticos predilectos en la cocina. La rapidez con la que calienta los alimentos permite ahorrar tiempo; sin embargo, cocinar o descongelar algunas comidas puede repercutir en la pérdida de nutrientes y propiedades fundamentales para la dieta.

No todos los recipientes son buenos para calentar los alimentos en el microondas. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Hypertension, guardar los alimentos en recipientes de plástico y calentarlos en el microondas favorece al desarrollo de diabetes e hipertensión.

Esto debido a que los recipientes de plástico poseen productos químicos tóxicos, que al entrar en contacto con la comida la contaminan rápidamente, sobre todo cuando se introducen en el microondas.

“Calentar comida en moldes de plástico favorece la resistencia a la insulina y la presión arterial alta, factores de riesgo para la diabetes”, explica Leonardo Transande, profesor del NYU Langone Medical Center.

Estos recipientes se pueden seguir usando para guardar la comida, mas no para calentarla.

A continuación, te decimos cuáles son los cinco alimentos que no se deben calentar en microondas.

1. Arroz

Las ondas del microondas ocasionan que los granos de arroz pierdan sus nutrientes y propiedades saludables. Al no calentarse adecuadamente, las bacterias sobrevivientes al proceso de cocción se multiplican, por lo que pueden causar intoxicación, vómitos y diarrea.

2. Pollo

Cocinar un pollo en el microondas no debería ser problema si está perfectamente cocido, pero si una parte quedó cruda puede transmitir la bacteria de la salmonella. Ésta es causante de enfermedades como diarrea, dolor de estómago y cabeza, y fiebre.

3. Carne

Aunque descongelarla puede ser una buena opción, no es recomendable hacerlo por más de seis minutos, tiempo máximo en que la carne conservará sus proteínas.

Las ondas, además, tardan en penetrar en la carne, principalmente si se encuentra congelada. Por lo que una cocción incompleta mantendrá vivas las bacterias, como la E. coli, ocasionando daños a la salud.

4. Huevo

El agua que contiene este alimento se evapora, por lo que en cualquier momento puede explotar. En el caso de los huevos cocidos, al ser su cáscara porosa permitirá el intercambio de gases entre el interior y exterior debido a que el microondas calienta más rápido que el agua hirviendo.

5. Naranja

Las ondas electromagnéticas eliminarán el contenido proteínico y la vitamina C de este cítrico, que son indispensables para recuperarse de enfermedades respiratorias.