#Suave Patria

¿Qué impulsa cambio de dirección de política de seguridad de AMLO en México?

El presidente electo anunció que todos los delitos pasados podían absolverse a cambio de un compromiso de abandonar las actividades corruptas.

Por Redacción, 2018-11-30 11:25

México. Insight Crime.- A pocos días de su posesión, el 1 de diciembre, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador ha anunciado un par de iniciativas que parecen contradecir sus propuestas de campaña en materia de seguridad. Pero ¿qué hay detrás de este cambio de dirección?

El 14 de noviembre, López Obrador dio a conocer el Plan Nacional de Paz y Seguridad, que incluye la creación de una Guardia Nacional conformada por fuerzas de la policía y el ejército, que operarían bajo las órdenes de la Secretaría de Defensa Nacional.

La propuesta desglosa algunos de los retos que han enfrentado las fuerzas de seguridad, debido en gran medida a la falta de adiestramiento y recursos, y el importante rol que deberían tener para afrontar la crisis de seguridad en México.

Semanas después de la publicación del Plan Nacional para la Paz y la Seguridad, López Obrador llamó nuevamente la atención en México cuando, durante una entrevista con El Universal, propuso una especie de inmunidad para funcionarios corruptos, a partir de su posesión el 1 de diciembre.

Aunque aún no presenta una propuesta concreta, anunció que todos los delitos pasados podían absolverse a cambio de un compromiso de abandonar las actividades corruptas.

La contradicción ideológica en las propuestas de Manuel López Obrador es llamativa.

Formalizar la participación del ejército en operativos internos es típico de la política de seguridad de mano dura. En contraste, un indulto total hacia una clase de actores criminales poderosos es una desviación de la mano dura tan drástica como pueda imaginarse.

Independientemente de sus méritos individuales, hay poca coincidencia lógica o filosófica entre ambos planes.

La propuesta de formalizar una función permanente de seguridad interna a una autoridad militar en México refleja una contradicción con el antiguo compromiso de López Obrador —reiterado una y otra vez durante su campaña presidencial— de abandonar la militarización imperante de los últimos doce años.

La medida fue duramente criticada por muchos. Human Rights Watch, por ejemplo, la calificó de “error colosal” y acusó a López Obrador de “redoblar” las políticas de sus predecesores Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Pero, ¿por qué ese drástico cambio del presidente electo de México?

Una posible respuesta es que López Obrador se está dando cuenta de que los problemas que México enfrenta son más difíciles de como los presentó durante los años de campaña.

Aun con amplias mayorías en ambas cámaras del Congreso, es improbable que pueda transformar una cultura política donde la corrupción es endémica. De igual modo, por muy loables que sean sus cambios de filosofía, no hay una solución milagrosa para un México más seguro.

López Obrador también se basó en sus promesas de campaña al afirmar que ofrecería inmunidad a funcionarios de gobierno acusados de corrupción que no tuvieran cargos, pero de todos modos esto sigue siendo un cambio de dirección respecto a las promesas de campaña.

En teoría, su deseo de absolver a funcionarios corruptos podría afectar a varios de sus asesores más cercanos.

Manuel Bartlett, jefe entrante de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y por mucho tiempo uno de los lugartenientes principales de López Obrador, está acusado de haber pasado las primeras décadas de su carrera como un célebre matón del autoritario Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Así mismo, los elegidos de López Obrador para altos cargos en fiscalías han visto señalados por denuncias de actividad deshonesta.

Durante el juicio que se le sigue a Joaquín “El Chapo” Guzmán en Nueva York se denunció que miembros de la alcaldía de López Obrador en 2000-2005 de la Ciudad de México habrían recibido sobornos de narcotraficantes.

Quizás una de las lecciones más importantes de estos pasos en falso de López Obrador en las últimas semanas tiene que ver no con sus posibles políticas, sino con el presidente electo mismo.

Por largo tiempo López Obrador ha mostrado un fuerte deseo de crear políticas según su capricho.

El repentino viraje hacia la militarización y la aparente propuesta no planeada de amnistía  para funcionarios sospechados de corrupción son un reflejo de ese rasgo. Esa impredecibilidad podría ser un peligroso ingrediente para un gobierno que busca soluciones a uno de sus mayores problemas.


Fuente original: https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/cambio-direccion-politica-seguridad-amlo-mexico/

#Suave Patria

«Pemex ya no será caja chica del gobierno», afirma Oropeza

Al presentar el Plan de Negocios, el funcionario detalló que se bajará la carga impositiva a la paraestatal.

Por Redacción, 2019-07-16 09:38

México.- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, dio a conocer el nuevo Plan de Negocios para el rescate de la industria, para que sea considerado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En conferencia matutina en Palacio Nacional, el funcionario explicó que la nueva estrategia se concentrará en el desarrollo de aguas someras y áreas terrestres debido a sus menores costos, lo que permitirá duplicar la actividad exploratoria con los mismos recursos.

Luego de hacer un diagnóstico de la empresa donde en los últimos años se ha visto una caída constante en la producción, resaltó que son tres los problemas estructurales de Pemex: la elevada carga impositiva, su deuda y la baja inversión.

Explicó que la esencia de este plan es proponer soluciones que resuelvan estos problemas históricos, comenzando con el anuncio por parte del Gobierno Federal de respaldar un cambio al régimen fiscal de Pemex, que le permita liberar recursos para detonar proyectos de inversión en la producción del petróleo.

Así, “como una primera medida para 2019 se amplió el beneficio fiscal en el pago de los derechos de producción de petróleo a través de la publicación de un decreto que resultó en un beneficio de 30 mil millones de pesos para este año”, dijo.

Esto, luego de destacar que Pemex genera ingresos por casi dos billones de pesos, no obstante, paga impuestos y derechos por cerca de un billón de pesos.

“El objetivo es que el gobierno apoye a Pemex en los primeros tres años en el proceso de transmisión, para que después sea Pemex quien apoye al gobierno para financiar el desarrollo y crecimiento económico de nuestro país”, detalló.

En ese sentido, se prevé presentar una propuesta de reforma a la Ley de Ingresos sobre hidrocarburos para reducir la tasa del derecho de utilidad compartida de 7.0 por ciento para el 2020 y de 4.0 por ciento para el 2021.

En cuanto a la inversión, comentó que la inversión pública se complementa con la privada a través de contratos de servicios de largo plazo para la producción de petróleo, lo que permitirá que Pemex pueda tener recursos para invertir en la producción de petróleo y en la recuperación de la capacidad de las refinerías.

Agregó que además se pretende reducir los tiempos de exploración entre el descubrimiento y la producción de los nuevos campos y en fortalecer el portafolio exploratorio para el mediano y largo plazo.

Para la trasformación industrial, el plan prevé una recuperación gradual a partir de los mayores montos de inversión que se destinan para la rehabilitación de las seis refinerías y el desarrollo de la nueva en Dos Bocas.

La intención de este Plan de Negocios es que Pemex tenga recursos para invertir, que le permitan incrementar sus niveles de producción en toda la cadena de valor, generando los recursos para mejorar su balance financiero para el 2021, puntualizó.

#Suave Patria

Grupo México se desfonda en la Bolsa de Valores

Tras el derrame en el Mar de Cortés, la minera de German Larrea disminuyó su valor en el mercado por 16 mil 894 millones de pesos.

Por Redacción, 2019-07-16 09:23

México.- Tras reportarse el derrame de ácido sulfúrico al Mar de Cortés ocasionado por una fuga registrada en su terminal marítima de Guaymas, en el estado de Sonora, la empresa minera Grupo México reportó este lunes que su valor en el mercado ha perdido 16 mil 894 millones de pesos.

De acuerdo a lo informado por la compañía minera más importante del país, el viernes de la semana pasada cerraron con un valor de 383 mil 333 pesos, sin embargo para este lunes, reportaron 363 mil 439 mdp, lo que representa una caída del 4.41 por ciento.

Aunado a lo anterior, este lunes la firma fue la que registró el segundo peor comportamiento en el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, ya que al concluir la jornada tuvo una caída del 1.67 por ciento, con lo que hila ya 5 días con pérdidas.

Cabe recordar que según reportó la misma empresa, fue durante la tarde del pasado miércoles cuando debido a un fallo de una de las válvulas, tuvieron que liberarse 3 mil litros de ácido sulfúrico de un tanque receptor de purgas de las líneas de embarque.

Debido a la contaminación generada, la cual acusan, ha provocado la muerte de especies marinas, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador advirtió durante su conferencia matutina que la empresa deberá reparar los daños.

De la misma forma, el diputado del congreso estatal de Sonora, Carlos Navarrete pidió que la concesión con la que cuenta la empresa, propiedad de Germán Larrea, le sea retirada.

#Suave Patria

Andrés Manuel plantea «sembrar el petróleo» para desarrollar a México

El mandatario federal refirió que dicho plan busca rescatar a esta empresa petrolera para que en los próximos tres años aumente la producción.

Por Redacción, 2019-07-16 09:16

México. Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) 2019-2023 consiste en seguir apoyando a esta empresa productiva del Estado, en los primeros tres años de su gobierno, con presupuesto y reducción de impuestos para que tenga recursos y pueda invertir.

“Sembrar el petróleo, ese es el plan que tenemos”, expresó en conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, donde estuvo acompañado por el director General de Pemex, Octavio Romero, quien detalló la estrategia con la que se prevé que la empresa petrolera terminará la administración de López Obrador produciendo dos millones 697 mil barriles de petróleo diarios.

El mandatario federal refirió que dicho plan busca rescatar a esta empresa petrolera para que en los próximos tres años aumente la producción, y para destinar inversiones al desarrollo nacional, en los tres años restantes de su sexenio.

Tras refrendar que la reforma energética resultó un fracaso, pues no ha habido inversión privada, nacional ni extranjera, ni ha aumentado la producción, López Obrador indicó que se trata del Plan de Producción de petróleo o Plan de Negocios que se aprobó la víspera, y el objetivo es que se conozcan las acciones que se llevan a cabo para rescatar a la industria petrolera.

Sostuvo que con la «mal llamada reforma energética», aprobada en el sexenio pasado, “mintieron” diciendo que iba a llegar mucha inversión extranjera y nacional privada, además que se incrementaría la producción de petróleo hasta lograr tres millones de barriles diarios.

Lo cierto, añadió el mandatario federal, es que eso no se dio, al contrario, se cayó por completo la producción de petróleo y la de gasolinas, en tanto que se terminó de arruinar toda la industria petroquímica nacional.

En consecuencia, “el saldo que nos dejaron fue una industria petrolera en ruinas y con el riesgo de que se generara una crisis mayor porque se cayó en el último año la producción hasta un millón 650 barriles, con una tendencia a la baja, por eso se intervino y se ha logrado estabilizar».

López Obrador se dijo satisfecho y seguro porque se ha actuado bien en el rescate de la industria petrolera “y estamos optimistas en esto y otras cosas (…) porque vamos bien”, expresó y agregó «pensamos que vamos a salir muy bien y que se va a recuperar la industria petrolera».

En esencia, el plan consiste en seguir apoyando a Petróleos Mexicanos en los primeros tres años de gobierno y se pueda invertir en los últimos tres años del gobierno, para que contribuya al desarrollo de México.

A su vez el director general de Pemex, Octavio Romero expuso que con este plan de negocios se generarán los recursos suficientes para mejorar el balance financiero de la empresa petrolera del Estado, y que el objetivo es lograr una reducción en la carta fiscal.