Cuernavaca, Morelos.- Luego de que se revelara que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda lo investiga por presuntos malos manejos financieros, el Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo dijo que el que nada debe, nada teme.

“Que investiguen, siempre lo he dicho, el que nada debe, nada teme, no pasa nada, que investiguen, con mucho gusto les doy la oportunidad de que investiguen, yo creo que estamos muy, muy bien, estamos muy tranquilos.

“Creo que desde que estuvimos en el municipio ustedes vieron cómo trabajamos, entonces no pasa nada”, respondió.

Este miércoles el periodista Carlos Loret de Mola publicó en su columna en el periódico El Universal que fuentes de primer nivel le revelaron que se llevan a cabo investigaciones sobre tres gobernadores que han despertado sospechas por sus manejos económicos personales.

“Los tres gobernadores son el de Morelos, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo, impulsado por el Partido Encuentro Social y que llegó al poder en la coalición que encabezó el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador; el de Tamaulipas, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca; y el más reciente de todos, todavía en medio de la polémica por plantear que su mandato es de cinco años en vez de dos, el morenista Jaime Bonilla Valdez.

“En el caso de Cuauhtémoc Blanco, según las mismas fuentes de alto nivel, la indagatoria parte de dos figuras centrales en su operación contidiana: su medio hermano Ulises Bravo Molina, quien tiene una enorme influencia dentro del Gobierno morelense, y José Manuel Sanz, quien fue su representante y ahora despacha como jefe de la Oficina del Gobernador. La UIF hurga en transacciones inmobiliarias y manejo de efectivo”, publicó el periodista.

En su respuesta, el Mandatario morelense no desmintió que sea investigado.