Londres.- Turquía y Nueva Zelanda ocupan en el último trimestre las primeras posiciones en el Índice Global de Precios de Viviendas, mientras que los principales mercados asiáticos dominan los rangos inferiores.

La consultora inmobiliaria Knight Frank publicó este miércoles su listado trimestral de los países que registran mayor movimiento de los precios de sus inmuebles, el cual confirma un crecimiento anual promedio de 4 por ciento del sector en los últimos dos años.

Sin embargo, una inspección más cercana muestra que los extremos están moderados, ya que el porcentaje que separa a los mercados fuertes de los más débiles se ha reducido de 33 puntos en el segundo trimestre de 2015, a 23 puntos en el más reciente.

De acuerdo con Knight Frank, un período prolongado de tasas de interés históricamente bajas y oportunas inyecciones monetarias en el mundo occidental podrían ser en parte responsable de esta reducción.

De los primeros cinco países, Turquía y Suecia son los únicos mercados en los cuales el crecimiento de los precios ha sido lento comparado con el último trimestre, bajando de 19 a 14 por ciento y de 13 a 9 por ciento de manera respectiva.

La consultora afirmó que su índice sigue el crecimiento del precio nominal de viviendas, pero aclaró que si se tiene en cuenta el crecimiento del precio real, entonces Nueva Zelanda se encuentra en primer lugar con un crecimiento anual de 11 por ciento.

Los datos más recientes sugieren que la preparación de los Juegos Olímpicos fue incapaz de actuar como contrapeso a la desaceleración del mercado de la vivienda y de la economía de Brasil, donde los precios han caído un promedio de 0.7 por ciento año con año.

El crecimiento promedio de las casas en China se situó en 5.9 por ciento en los 12 meses previos a junio pasado, pero la brecha entre Beijing, Guangzhou, Sanya, Shanghai y Shenzhen y las demás ciudades de ese país es cada vez mayor.

Los mercados asiáticos de Hong Kong, Taiwán y Singapur ocupan tres de las cinco clasificaciones en este trimestre, aunque el débil crecimiento económico, las estrictas medidas de congelamiento y la fortaleza del dólar continúan mermando sus tasas de ventas.

Knight Frank estimó que en los próximos meses todos los ojos estarán en Reino Unido, por su salida de la Unión Europea (UE), y en Estados Unidos, por su elección presidencial, cuyos mercados de vivienda reportan crecimiento anual de 5.2 y 5.1 por ciento, en ese orden.

Ambos acontecimientos determinarán finalmente la confianza de los propietarios ocupantes y el flujo de capital de los inversores a través de una gran parte del mundo en el corto al mediano plazo.

Notimex