#Sociedad

¿Qué tipo de sonidos te podrían hacer perder de audición?

¿Cómo saber si estás dañando tu audición?, descubre aquí más detalles.

Por Redacción, 2018-05-17 14:59

México.-Vivimos en una gran ciudad, eso significa que pasamos el 75 por ciento del día con audífonos. Escuchamos podcasts en el metro y listas de reproducción de Spotify para mantenernos concentrados con todo el caos de la oficina abierta en la que trabajamos.

Después de trabajar hacemos ejercicio al compás de la música electrónica, y luego nos vamos a casa y escuchamos la radio. Al final del día, para pasar la noche, vemos Netflix y, para no molestar al roomie, nos volvemos a poner los audífonos y nos acurrucamos con la laptop. Mientras te quitas los audífonos con incrustaciones de sudor y los pones en la mesita de noche, te preguntas: ¿Estaré dañando mi audición al pasar la mayor parte del día con audífonos?

¿Qué tipo de sonidos te llevan a la pérdida de audición?

En 2015, la Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado, advirtiendo que 1,100 millones de jóvenes corren el riesgo de perder la audición permanente debido a la música alta de los dispositivos personales y los niveles de decibeles en los eventos.

La OMS analizó datos de estudios en “países de ingresos medios y altos” y descubrió que casi el 50 por ciento de los residentes de 12 a 35 estuvieron expuestos a niveles de ruido inseguros de dispositivos personales, como teléfonos inteligentes y iPods, y el 40 por ciento recibió un daño potencial en lugares como bares, discotecas, estadios deportivos y espacios de conciertos.

¿Qué tan alto es demasiado alto? La OMS dijo que los niveles de ruido de más de 85 decibeles eran peligrosos durante ocho horas, y que los 100 decibeles no deberían durar más de 15 minutos.

“No hay pruebas o mediciones específicas para los audífonos, pero las reglas son las mismas”, dice Richard Nass, especialista en oído, nariz y garganta y profesor asociado clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.

La proximidad de la fuente de ruido no se considera un factor para la pérdida de audición; los principales factores son el nivel y la duración de los decibeles, dice Nass.

“Yo diría que 80 \ es el límite” de cuando una persona debería dejar de estar expuesto, agregó Nass.

Los ejemplos de ruidos que alcanzan los 80 decibeles son: licuadoras, trituradores de basura, fábricas o trenes de carga que pasan de 15 metros de distancia. Los sonidos a nivel de cien decibeles incluyen: motocicletas, tractores agrícolas, martillos neumáticos de cerca, o aviones que aterrizan a una milla náutica de distancia. Así que, si te gusta escuchar cierto tipo de música, como thrash metal, debes bajarle el volumen o tener un límite de tiempo para escucharla. Un MP3 al máximo volumen a través de audífonos puede alcanzar 105 decibeles .

Además, como la mayoría de los sistemas corporales, el sistema auditivo tiene formas de avisarte que está en apuros: si escuchas un zumbido en los oídos o un cambio de umbral temporal –una pérdida de audición a corto plazo después de exponerte a un ruido fuerte– te estás excediendo.

¿Cómo saber si estás dañando tu audición?

La pérdida de audición relacionada con el ruido es real, afecta en alguna medida entre el 10 y el 24 por ciento de los estadounidenses, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud. La exposición constante a las sirenas, el ruido industrial y los lugares con música a un nivel alto, en particular sin tapones para los oídos u otras precauciones, puede dañar permanentemente los nervios, las células ciliadas sensoriales y otros elementos del sistema auditivo. Aunque se requiere haber estado muy expuesto al ruido para reflejar ese tipo de impacto, es posible, y las personas pueden acumular ese ruido en un ambiente lleno de sonidos.

La gente se da cuenta de que tiene un daño cuando su entorno suena apagado, pero las personas a su alrededor pueden oír muy bien.

“Cuando tú no puedes escuchar la televisión, pero todos los demás sí y le pides a otras personas que hablen más fuerte es porque ya hay un daño”, dice Nass.

Para aquellos que han desarrollado daños permanentes, los audífonos modernos varían en la complejidad y en lo agresivos que son para contrarrestar la pérdida auditiva y para responder al daño en diferentes partes del oído.

Recientemente, los audiólogos se han preocupado por la “pérdida de audición oculta”, el daño a las fibras en los nervios auditivos, el subsistema específico del sistema auditivo que ayuda a las personas a escuchar en entornos ruidosos. Este tipo de pérdida auditiva, descubierta en 2009, no disminuye la capacidad de escuchar sonidos individuales y conversaciones específicas, que es la base para la mayoría de las pruebas tradicionales de pérdida auditiva.

Un estudio de 2015 de Massachusetts Eye and Ear demuestra cómo funciona la “pérdida de audición oculta”. Los voluntarios provenían de dos grupos: estudiantes de música expuestos a sonidos fuertes durante horas durante muchos días, y estudiantes especializados en ciencia y comunicaciones. A todos les fue bien en una prueba de audición común, en la que los hicieron percibir diferentes tonos aislados en una habitación que de otro modo sería silenciosa. Pero los estudiantes de música tuvieron más dificultades para descifrar las palabras cuando el ruido de fondo o los ecos estaban presentes.

#Sociedad

El problema de llamarse Netflix de Jesús Rodríguez Restrepo

Uno de los países que se caracteriza por los nombres raros es Uruguay como Filete, Flor de té, Árbol u Oxígeno, pero si de marcas se trata Trademar Silvera.

Por Redacción, 2018-05-26 12:07

EFE.- El supuesto registro de un bebé en Colombia como Netflix de Jesús Rodríguez Restrepo, en Uruguay como Marciano o Usnavy (Armada de EE.UU.) en Cuba integran la particular lista de nombres que se les ponen a los niños, tendencia que está prohibida por ley en algunos países y en otros se busca regular.

En días recientes se dio a conocer vía Twitter y Facebook que un pequeño nacido el pasado 13 de mayo, en el municipio colombiano de Vigía del Fuerte, Antioquia (noroeste), fue registrado con el nombre de la plataforma de entretenimiento Netflix.

El caso generó comentarios en las redes sociales que estuvieron marcados por la incredulidad, criticas y burlas hasta llegar a pensar que era una estrategia de la plataforma que logró viralizarse.

Este no es un hecho aislado, ya que Colombia forma parte de esos países en donde las familias registran a sus hijos con nombres poco comunes como Mazda Altagracia Ramírez y ahora se han popularizado el uso de marcas como Google, Apple o Samsung, por lo que se debaten iniciativas de ley para controlar esta tendencia.

El objetivo es que no tengan nombres comunes, acuden a la diversidad sin tener en cuenta lo que esto implicaría en un futuro para los pequeños.

En Panamá, por ejemplo, Oliver Google Kai, quien nació en septiembre de 2005, según el diario La Prensa es uno de los que fue bautizado con el nombre del gigante tecnológico.

Según el Registro Civil del Tribunal Electoral panameño nombres como estos han hecho que se regule el tema y se permita el cambio de nombre, pues para 2015 cerca de 200 personas solicitaron otra identidad ya sea porque su nombre es impropio o difícil de pronunciar.

Además de Oliver Google, también se han presentado casos ante el oficial de Registro del país centroamericano en los que niños han sido registrados como Amor McDonald o Apple Guadalupe, generando que se intervenga para proteger la identidad de los pequeños.

La Ley 31 del 25 de julio de 2006 estipula que no se permitirán los nombres que perjudiquen o expongan al ridículo a un recién nacido, y el oficial del Registro Civil queda facultado para negar la asignación de nombres.

En cuestiones de marcas de autos Costa Rica tiene una persona llamada Mazda, dos como Hyundai, treinta como Audi, y en cuanto a bebidas una como Pepsi y otro como Uber Jiménez, según datos del Tribunal Supremo de Elecciones.

Apple Clin, Apple Whoopi, Apple Valentin son algunos de los nombres que han sido presentados ante el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) en Perú.

La marca creada por Steve Jobs ha alcanzado no solo su popularidad entre los adictos a sus productos sino que ahora los padres peruanos quieren que sus hijos lleven la insignia en sus documentos de identidad.

Ecuador es otro de los que se suma a esta corriente con nombres estrambóticos que apelan al uso de marcas de automóviles como Land Rover García, de espectorantes como Vick Vaporoup Giler o Burguer King Herrera, en donde si bien la legislación no los prohíbe sí exige que no falten al respeto o la dignidad humana.

En Paraguay una persona registró a su hijo con el sello de uno de los populares whiskies escoceses y se encuentra en el documento de identidad de alguien llamado Jonny Walker Cano.

En declaraciones al diario paraguayo Hoy, Juan Carlos Vega, secretario general de la oficina de registro, señaló que el país tiene una ley que prohíbe poner nombres que confundan el sexo de la criatura más no los que sean raros.

Uno de los países que se caracteriza por los nombres raros es Uruguay como Filete, Flor de té, Árbol u Oxígeno, pero si de marcas se trata Trademar Silvera, debe su nombre a la empresa española Trademar Bunkers, o también relacionados con el mundo mágico de Walt Disney: Walt Disney De los Santos.

En Sonora, México, el Registro Civil publicó una lista de los que están prohibidos por denigrantes o peyorativos como Twitter, Facebook, Yahoo, James Bond o Usnavy con el fin de evitar el bullying en los niños, y recomiendan que se opte por nombres bonitos y no complicados.

Argentina no es la excepción pues un padre fanático del automovilismo llamó a su hijo Chevy, de la marca Chevette. Desde 2015 el nuevo Código Civil y Comercial señala que los nombres pueden identificar sexo o no, pueden ser extranjeros o aborígenes. La única limitación es que no afecten el buen nombre y honor.

Aunque en Venezuela y Cuba no es tan fuerte el fenómeno de nombres con marcas, las extravagancias están servidas como Superman, Everfit, Toshiba, Maivi (Maybe), Olnavy (Old Navy), entre otros.

En su crónica “El nombre no es lo de menos” el periodista colombiano Alberto Salcedo Ramos señala algo que aplica para toda América Latina: “solo hay que pedirle el registro civil al prójimo para saber si es de los que nacieron con estrella o estrellados”.

#Sociedad

Vandalizan cuadro de Iván El Terrible matando a su hijo

El asesinato de su hijo por Ivan el Terrible es una “leyenda” usada por Occidente contra Rusia, había afirmado en 2017 el presidente Vladimir Putin.

Por Redacción, 2018-05-26 12:03

AFP.- Un cuadro que representa a Iván el Terrible matando a su hijo, una de las más célebres pinturas del pintor del siglo XIX Iliá Repin, fue vandalizado en una galería de Moscú por un hombre, que fue detenido, anunció el sábado la policía rusa.

Justo antes del cierre de la galería Tretiakov, el sospechoso, utilizó una barra de metal para romper el vidrio que protegía esta obra mundialmente conocida bajo el nombre de “Iván el Terrible y su hijo Iván el 16 de noviembre de 1581”, en la que puede observarse al zar que reinó de 1547 a 1584 matando a su hijo en un acceso de cólera.

“La pintura fue gravemente dañada. La pintura fue desgarrada en tres lugares, en la parte central donde se halla el hijo del zar (…)”, precisó la galería en un comunicado.

“Felizmente, las partes más valiosas (de la obra, el rostro y las manos del zar y de su hijo) no fueron dañadas”, agrega el comunicado.

Según la agencia oficial Tass, el hombre de 37 años, originario de Voronej (centro), declaró haber actuado por “razones históricas”.

Grupos ultrapatriotas se habían manifestado contra esta pintura, en 2013, cuando los monárquicos exigieron que fuera retirada de la galería, a lo que ésta se negó.

La obra ya fue objeto de ataque en 1913, cuando un hombre la rasgó con un cuchillo.

El asesinato de su hijo por Ivan el Terrible es una “leyenda” usada por Occidente contra Rusia, había afirmado en 2017 el presidente Vladimir Putin.

#Sociedad

Apuestas en Latinoamérica, no todo es como en Las Vegas

En gran parte de Latinoamérica el sector es aliado del fisco pues paga impuestos por derechos de explotación como ocurre en México.

Por Redacción, 2018-05-26 11:59

EFE.- Las Vegas y Caracas son las dos caras opuestas de la industria de juegos de suerte y azar en América, un continente en donde el tabú y vacíos legales mantienen anclada su expansión pese a su potencial de convertirse en aliada del fisco.

Aunque Latinoamérica genera el 3,1 % de los ingresos globales de la industria, necesita más que suerte para acercarse a referentes como Asia (43,4 %) y EE.UU. (40,1 %).

Mientras un mexicano destina unos 210 dólares a esta actividad al año, un jugador de EE.UU. gasta 590 dólares, uno de Singapur 1.040 y uno de Australia 1.100 en promedio.

Venezuela ni siquiera conoce la existencia de casinos físicos autorizados pues fueron cerrados en los últimos 20 años.

No obstante, las loterías sí sobreviven y se estima que el gasto promedio anual en juegos de suerte y azar en ese país es de 0,14 dólares.

“Latinoamérica es un mercado que aún tiene mucho por explorar y trabajar, por eso diferentes países están revisando cómo mejorar sus reglas”, dijo a Efe el presidente de la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar, Evert Montero.

EE.UU. es caso aparte pues Las Vegas es la meca de la actividad con 73 casinos, que en 2017 generaron más de 7.000 millones de dólares en ingresos y atrajeron 42 millones de personas.

En EE.UU. se ha innovado con la adopción de “blockchain”, una infraestructura tecnológica que no permite modificación alguna de los datos, lo que garantiza la veracidad de las operaciones por internet.

Un ejemplo de ello es CasinoCoin, una solución de pago para mercados regulados de juegos impulsada por esa tecnología ampliamente usada en la industria bancaria para generar rastros de las transacciones.

Una de las aplicaciones que ofrecerá ese sistema de pagos es Bankroll Manager (BRM), que es capaz de reconocer a un cliente, evitar el lavado de dinero y además tiene opciones de juego responsable, adelantó la empresa a Efe.

Aunque el juego es legal en EE.UU. el Gobierno da libertad a los estados para regularlo dado que mueve unos 240.000 millones de dólares y aporta 1,7 millones de empleos.

En Canadá este sector generó 15.000 millones de dólares en 2017 en ingresos, 43 % de esta cifra la aportó la principal provincia del país, Ontario.

En gran parte de Latinoamérica el sector es aliado del fisco pues paga impuestos por derechos de explotación como ocurre en México.

Allí el Gobierno prevé recaudar unos 59,2 millones de dólares en este ejercicio fiscal para invertir en prevención social y asistencia.

Pese a que los juegos de azar fueron prohibidos en 1946 en Brasil, en la actualidad se analizan dos proyectos de ley para liberar definitivamente su explotación.

Aun así el banco estatal Caixa Económica Federal tiene un monopolio para operar diferentes loterías oficiales cuyo recaudo se destina a programas oficiales de salud, educación y deporte casi como ocurre en Paraguay.

En Argentina se otorgan concesiones a empresas a cambio de un canon o impuestos específicos o la propia administración pública explota casinos como en la provincia de Buenos Aires.

La industria colombiana es la cuarta de mayores ingresos regionales con 294 millones de dólares en 2017 y es pionera en regular los juegos en línea con nueve compañías autorizadas.

Del total de los ingresos, en el último año este sector aportó unos 181 millones de dólares a la salud y a la ciencia a través de impuestos, 10 % más que en 2016.

Las empresas en Perú pagan un 10 % en impuestos a los juegos y las carreras de caballos un tributo de 12 % a las apuestas, recursos que se destinan a la beneficencia y las municipalidades.

Los casinos en Chile pagan un impuesto del 20 % de los ingresos brutos, que en 10 años ha permitido recaudar unos 630 millones de dólares para el financiamiento de obras de desarrollo.

El Ejecutivo uruguayo está facultado por ley para explotar casinos e incluso controla todas las loterías, rifas y demás sorteos.

Bolivia estableció una alícuota general del 30 % que deben pagar los operadores y un impuesto a la participación del 15 % que se aplica a los jugadores para contribuir a la beneficencia, salud y deporte.

Desde 2012 en Ecuador se cerraron todos los casinos y casas de juego por orden del Gobierno. En tanto, las apuestas deportivas y loterías son controladas por la Lotería Nacional que destina parte de sus beneficios a obra social y salud.

“La región cuenta con países muy organizados, tal es el caso de Perú que ofrece buenas garantías a los empresarios en aspectos tributarios como algunas exenciones en el IVA o Brasil que tiene una opción de mercado muy interesante para explotar”, añadió Montero.

En El Salvador y Guatemala no existe una ley que regule la actividad y en Cuba las apuestas son ilegales desde el triunfo de la Revolución en 1959.

En Honduras y Puerto Rico esta actividad es aprovechada para promocionarse como destinos de juego a nivel mundial.

Los casinos en República Dominicana pagan retenciones sobre premios pagados unos 500 dólares por mes y las bancas de lotería o de apuestas deportivas cerca de 60 dólares mensuales beneficiando al fisco.

Parte de las ganancias de lotería en Costa Rica se destina a programas de asistencia social al igual que en Panamá, en donde los ingresos por apuestas netas, excluyendo premios, aumentaron en 3,96 % de enero de 2017 a febrero de este año aunque la venta neta de sorteo de lotería disminuyó en 12 %.

Precisamente el tema de la regulación en Latinoamérica, la tecnología blockchain en los casinos y los juegos en línea se abordarán en EE.UU. en el evento Juegos Miami del 30 de mayo al 1 de junio.