MÉXICO.- Lionel Messi está en un punto "raro" de su carrera, y la incógnita es, ¿qué va a pasar con él?

El futbolista argentino procura forzar su salida después de 20 años con el Barcelona, que a toda costa quiere retenerle con un contrato que vence en junio de 2021.

La cifra de dinero en ese contrato es colosal: se dice que su salario anual es de 100 millones de euros (118 millones de dólares) y tiene una cláusula de rescisión de 700 millones de euros (827 millones de euros) para permitir la transferencia.

Con 33 años de edad, el astro argentino no quiere saber de una reconstrucción en el plantel del Barça, luego de una temporada en que no pudieron añadir trofeos a sus vitrinas. Se ha hecho evidente que está desencantado con la actual directiva, que parece dispuesta a entablar una batalla legal para embolsarse el dinero de la ficha para reforzar un equipo muy veterano.

Messi cree que deben dejarle ir sin tener que pagar nada. Una cláusula en su contrato tenía el 10 de junio como plazo para pedir la salida libre, una fecha anotada al presumirse que la temporada hubiera culminado para entonces.

Pero la paralización del fútbol europeo por la pandemia provocó que la campaña se extendiera a agosto, y la “Pulga” argumenta que la cláusula se puede ejercer ahora mismo.

¿Harán la vista gorda si un suertudo club esquiva el reglamento para capitalizar la oportunidad de fichar al que es considerado como el mejor futbolista del mundo?

Aquí algunos destinos para Messi:

El Barcelona no pierde la esperanza de mantener a Messi, al menos por una temporada más. El miércoles dijeron que su nuevo proyecto gira en torno al delantero.

“Nuestra idea es construir un equipo ganador alrededor del mejor jugador del mundo”, dijo el director deportivo Ramón Planes. “No contemplamos la salida de Messi a nivel contractual porque queremos que se quede”.

Sería un abrupto y amargo punto final para la gloriosa trayectoria azulgrana de Messi, una que incluye cuatro títulos europeos y 10 de La Liga española.