México.- Este domingo le quedan 48 horas al plazo legal para solicitar una consulta ciudadana sobre juzgar o no a los ex presidentes.

Una labor que va cuesta arriba porque requiere del acopio de un millón 800 mil 727 firmas de respaldo a contrarreloj.

Ahora todos los esfuerzos de la estructura de Morena a nivel nacional se han desplegado en la convocatoria, instalando para ello mesas para recibir los datos de 2 por ciento de la lista nominal, sin que hasta el momento se haya alcanzado el número deseado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene todo el trazo de lo que llamó un "ensayo", el primero, de una consulta popular.

El plan A consiste en hacer llegar al Legislativo y de ahí a la Suprema Corte, un millón 800 mil firmas, pero tiene incluso la última carta para ganar esa partida: presentar él mismo la solicitud y ponerla a consideración de la Corte.

El plan B sería que 33 por ciento de senadores o diputados hicieran la petición, pero ahí están enredados hasta con las preguntas y ya suman hasta el momento 25 propuestas de redacción.

El Presidente ha dicho que prefiere esperar hasta el último momento para quemar el último cartucho de pedir él mismo esa consulta sobre sus predecesores.

Al último corte del 27 de marzo de 2020, el INE tenía 90 millones 36 mil 367 ciudadanos registrados en la lista nominal, una consulta requiere de la convocatoria de 2 por ciento, mínimo un millón 800 mil 727 personas, equivale a inscribir durante 15 días a 120 mil 48 personas que diariamente se sumaran a la petición, cinco mil 2 cada hora, 83 por minuto de manera ininterrumpida.

Te va a interesar:

En Tabasco, convocan a dos demandas de juicio: expresidentes y gobernador

El juicio a expresidentes es nueva etapa sin impunidad, dice AMLO