Acapulco, Guerrero.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, reconoció que no hay quema de libros en la institución que no termine en tragedia.

En entrevista, Saldaña Almazán se comprometió en sancionar a directivos que permitan la realización de quemas de libro dentro y fuera de los planteles, porque con estos dos últimos casos suman 16 jóvenes universitarios que han perdido la vida por causa de estos rituales.

Hace dos semanas fueron asesinadas dos universitarias en la Colonia Alta Progreso y regresaban de la quema de libros de la facultad de enfermería; estas estudiantes, según Saldaña, fueron perseguidas al salir de la celebración.

"Para septiembre se tiene un nuevo protocolo de seguridad, se hará una campaña de prevención sobre lo que nos dejan las quemas de libro, que solo dejan tristeza y muerte, también se sancionará a los directores que generen o realicen estas quemas; serán llevados a tribuna", expresó el rector de la UAGro.