Unas 40 fotografías de Adalberto Ríos Szalay integran la exposición temporal "México en el Patrimonio Mundial", que da cuenta de los 32 sitios del país declarados así por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La muestra se ubica en el Museo Regional de Querétaro y permanecerá abierta al público hasta el 30 de septiembre, e incluye imágenes del Patrimonio Cultural como monumentos, conjuntos, lugares y sitios; así como del Patrimonio Natural, como formaciones geográficas, fisiológicas y zonas delimitadas, y del Patrimonio Mixto.

Así, ofrece un recorrido visual por las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, en Baja California; el Pueblo Mágico de Tlacotalpan, en Veracruz; la Peña de Bernal, en Querétaro; el Centro Histórico de la Ciudad de México, y las calles de Guanajuato, Zacatecas y Campeche.

El reconocido fotógrafo también da cuenta de las instalaciones industriales del tequila, en Jalisco; la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, en Michoacán; las cuevas prehistóricas de Mitla, en Oaxaca; la zona de Paquimé, en Chihuahua, y los primeros monasterios del siglo XVI, en las faldas del volcán Popocatépetl.

Mención aparte merecen las imágenes del Patrimonio Inmaterial como es el atuendo del mariachi, la gastronomía del estado de Michoacán y las ancestrales danzas y rituales de diferentes grupos indígenas del país.

Alberto Ríos Szalay, oriundo de Cuernavaca, Morelos, ha llevado su obra a diferentes exposiciones y encuentros mundiales celebrados en el interior del país, donde ha destacado por la importancia de su archivo fotográfico enfocado al Patrimonio Mundial de México, el país de América Latina con más nombramientos por la UNESCO.