El guardameta español Iker Casillas señaló que su objetivo es demostrar a los dirigentes del Porto que hicieron una buena elección con su fichaje, al tiempo que señaló que nadie podrá dudar de su esfuerzo y compromiso con su nuevo escudo.

Aseguró que en el equipo luso jugará con la misma ilusión y con las mismas ganas que cuando inició su carrera, por lo que nadie podrá cuestionar su esfuerzo y compromiso con el Porto.

Manifestó su agradecimiento por la confianza que los mandatarios de la entidad portuguesa depositaron en él, por lo que desea demostrar que hicieron una buena la elección.

Destacó el gran excepcional recibimiento de los aficionados. "En tan solo unos días he sentido su apoyo y cariño en las redes sociales, en el aeropuerto, el estadio y las calles de Porto. Mis primeras impresiones son inmejorables”.

Después de reunirse con sus nuevos compañeros en Holanda, donde la escuadra dirigida por el español Julen Lopetegui completa parte de su pretemporada, se encuentra ilusionado, “con ganas de empezar a escribir este libro en blanco (y azul)”.