México.- La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo en una reunión con varios compañeros importantes del Partido Demócrata que quiere ver al presidente estadounidense, Donald Trump, "en prisión”, según publicó este jueves el diario Político, que cita a varias fuentes. Pelosi se habría expresado así durante un encuentro celebrado la noche del martes.

En esa reunión, donde se analizaron los próximos pasos hacia un hipotético juicio político, ("impeachment” en inglés) contra Trump, la demócrata habría dicho "no quiero ver a Trump en el juicio, lo quiero ver en prisión” tras ser derrotado en las elecciones para la reelección. En dicho encuentro participó también el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., Jerry Nadler, además de otros demócratas que podrían ser favorables a formalizar las investigaciones contra el mandatario.

Según las mismas fuentes, Nadler abogó por abrir una investigación sobre los procedimientos de juicio político. El miércoles dijo en CNN que el informe sobre la trama rusa del fiscal especial Robert Mueller muestra "una gran cantidad de pruebas de delitos de obstrucción de la justicia y abuso de poder”. Según las fuentes, Nadler presionó el martes a Pelosi para que autorice a su comité el inicio de los procedimientos hacia un juicio político contra Trump.

"Es chocante”

La líder demócrata, en cambio, evitó tomar esa decisión, pues prefiere ver a Trump derrotado en las urnas y luego procesado por sus presuntos delitos. Para Pelosi, se deberían reunir una serie de condiciones para iniciar un juicio político, como un "amplío apoyo ciudadano” y "consenso bipartidista” que aún no se ha materializado. Esto, porque el procedimiento seguramente está condenado al fracaso, dado que en el Senado los republicanos ostentan la mayoría.

Consultada sobre la supuesta disposición de Nancy Pelosi de ver a Trump en la cárcel, la jefa de comunicaciones de la Casa Blanca, Mercedes Schlapp, dijo a Fox News que la situación planteada "es chocante”. Añadió que los demócratas son "radicales” y están "desconectados” de las realidades cotidianas de los estadounidenses.