México.- El encuentro entre Bulgaria e Inglaterra por las Eliminatorias a la Euro 2020 se tuvo que detener dos veces en el primer tiempo debido a los cánticos racistas de los aficionados locales.

Los seguidores búlgaros fueron sorprendidos haciendo sonidos de mono hacia los elementos ingleses, además de realizar el saludo Nazi y sostener una playera con el logo de la UEFA y la frase "Sin respeto", esto en referencia al eslogan del organismo "Respeto" y con el que busca combatir el racismo.

El árbitro debuto brevemente el partido al minuto 28 mientras el sonido local advertía que el juego se podría suspender en caso de que no pararan las exclamaciones negativas. Este es el primer paso en el protocolo de la UEFA ante estas situaciones.

Para ese entonces Inglaterra ganaba 2-0 gracias a los goles de Marcos Rashford (7') y Ross Barkley (20'), quien marcó nuevamente al minuto 32 para el 3-0.

El partido se tuvo que detener nuevamente al 43'. Durante esta segunda pausa algunos de los seguidores búlgaros que realizaban los cánticos abandonaron el Stadion Vasil Levski.