Andy García Jr.

Acapulco, 20 Abr de 2015. Restauranteros de Puerto Marqués aseguran que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), “solapa” de alguna manera los trabajos que se realizan por parte de la constructora Grupo Mexicano de Desarrollo, la cual está encargada del proyecto Marina Majahua, pues a pesar de los daños a más de 25 negocios, la obra se sigue llevando a cabo ante la complacencia de la Secretaría de Gobernación.

El restaurantero conocido como Beto Palma, y uno de los líderes del movimiento, anunció que tomarán las oficinas de la Promotora Turística este lunes, para ser escuchados, pues tenían programada una reunión con autoridades federales el miércoles pasado que fue cancelada por el delegado de la Secretaría de Gobernación Erick Castro, sin darles ninguna explicación a los afectados.

“Vamos a tomar las oficinas y las calles este lunes porque ya es mucho abuso por parte del gobierno federal, que ha hecho caso omiso a las demandas. No sé cómo es posible que nos tengan tirados y diciendo que Acapulco está de pie, cuando todo es mentira. Estamos hartos de pura promesa de parte de la federación; queremos que nos arreglen los restaurantes, que se regrese la playa y se cancelen los adeudos que se tienen con la Zona Federal Marítima, ya que no hay ingresos para cubrirlos”, afirmó.

También, Beto Palma aseveró que es muy grave la situación que viven decenas de familias del Tercer Bloque en Puerto Marqués, debido a que no ven avances de nada, y mientras tanto, siguen con la pérdida total de los restaurantes, por lo que, según dicen, “no les queda otra que radicalizar sus demandas ante la desgracia en que están inmersos desde hace cinco años por la Marina Majahua”.