México.- En vísperas de que abandone la titularidad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el ombudsman Raúl González Pérez deseó el mejor de los éxitos a su sucesora, Rosario Piedra Ibarra, a quien dijo no prejuzgará pese a la polémica que manchó su nombramiento en el Senado.

"Yo no prejuzgo, yo quiero ser optimista, no prejuzgo. Como dije, le deseo el mejor de los éxitos; las víctimas se merecen que se les defienda con todo el conjunto de herramientas que tiene", enfatizó.

En ese sentido, González Pérez resaltó que el principal desafío para la nueva presidenta de la CNDH será defender la autonomía de la institución en tiempos de la Cuarta Transformación.

Respecto a la renuncia de cinco integrantes del Consejo Consultivo de la Comisión, indicó que son decisiones individuales de las y los consejeros, solicitando al Senado que inicie los procedimientos correspondientes para cubrir esas vacantes.

"El Consejo Consultivo es un órgano importante", remató González Pérez.