México.- Aunque las circunstancias exactas del accidente todavía se desconocen, el piloto Denis Evdokimov afirmó en medios rusos que el Sukhoi Superjet 100 tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia tras perder una parte del material a bordo debido a un rayo.

"Debido a un rayo, perdimos el contacto de radio y pasamos al régimen de pilotaje mínimo (...) Es decir sin ordenador, como es habitual, pero de forma directa. En régimen de emergencia", explico el piloto al diario ruso Komsomolskaia Pravda.

"Conseguimos restablecer la comunicación a través de la frecuencia de emergencia, pero era corta y funcionaba solo de forma intermitente (...) Pudimos decir algunas palabras pero luego el contacto desapareció", precisó. Según él, es por culpa del violento aterrizaje que el aparató ardió. "La razón es seguramente la siguiente: los depósitos estaban llenos", dijo.

Las primeras fuentes señalaron que el incendio se declaró a bordo, pero en un video publicado varias horas después del accidente se ve cómo el aparato toca la pista del aeródromo y rebota antes de incendiarse. Justo después del aterrizaje, los pasajeros fueron evacuados por toboganes de la parte delantera del avión mientras las llamas lo devoraban a gran velocidad, con enormes columnas de humo negro elevándose en el aire.

En otros videos, se veía a los pasajeros corriendo por la pista del aeropuerto para alejarse del aparato. Otras imágenes filmadas en el interior de la carlinga muestran un motor en llamas mientras se escuchan gritos de terror.

"Un relámpago de luz blanca"

Un pasajero del aparato, Dimitri Khleboshkin, declaró a Ria Novosti haber visto "un relámpago de luz blanca" durante el vuelo. "El aterrizaje fue duro, casi perdimos el conocimiento por el miedo. El avión percutió en la pista como un saltamontes y ardió en el suelo", explicó otro pasajero, Piotr Egorov, al diario Komsomolskaia Pravda.

"Despegamos, entramos en una nube y granizaba fuerte. En ese momento fue como un golpe de puño, un rayo, como electricidad", señaló por su lado una azafata, Tatiana Kasatkina, citada por la agencia Interfax.

Según fuentes de los servicios de emergencia citados por medios rusos, fueron encontradas dos "cajas negras" del aparato en el lugar del accidente, y enviadas a los investigadores.

En total, 78 personas iban a bordo del aparato cuando se vio obligado a volver al aeropuerto Moscú-Sheremetievo, pocos minutos después de su despegue rumbo a Murmansk (norte), donde se decretó un duelo de tres días.

"El vuelo Su-1492 despegó, como estaba previsto, a las 18H02 (15H02 GMT). Tras el despegue, la tripulación señaló una anomalía y tomó la decisión de regresar al aeropuerto de salida", indicó el aeródromo en un comunicado el domingo por la noche. "A las 18H30 el aparato realizó un aterrizaje de emergencia, tras lo cual se declaró el incendio", añadió el texto.