México.-No falla. Los senos empiezan a molestarte, los sientes adoloridos y al día siguiente como relojito aparece tu periodo. Sin embargo, ese no es el único motivo de este molesto dolor.

Existen otras razones por las que te pueden doler los senos de acuerdo a médicos expertos y estás son las 10 principales.

Lo primero que debes de saber es que hay que tomar estos dolores con calma.

La doctora Natalie Bulock, especialista en ginecología y obstetricia, señala que es muy raro que este dolor sea señal de cáncer, pero que cuando hay enrojecimiento de la piel, hinchazón y fiebre, seguro se trata de una infección, especialmente en quienes están amamantando.

Si no estás en ese grupo, estas podrían ser las razones por la que tus senos están sensibles:

1.- Llegó tu periodo

Bueno, esto ya lo sabes, es la causa más común por el movimiento de hormonas que tiene lugar antes de que te baje, explica Andrea Martin, enfermera especializada. Por lo general se presenta en ambos senos. La alarma puede ser cuando solo duele uno de ellos, pues entonces la razón no es tu periodo menstrual.

2.- Tienes una reacción alérgica

Así como lo lees, especialmente en las chicas que tienen pecho grande y que no logran ventilarle bien. Es común que aparezcan hongos y alergias por debajo del seno, en la parte que cae sobre la parte superior del abdomen. Lo mejor es secar bien y cuidar que la ropa esté bien limpia, particularmente el sostén que estás usando.

3.-Terapia de reemplazo hormonal o anticonceptiva

Esto se da cuando las mujeres entran en tratamiento para combatir los síntomas de la menopausia. En cuanto al uso de anticonceptivos, al alterar los niveles de estrógeno y progesterona, pueden provocar cambios en el tamaño de los senos y aumento de sensibilidad.

4.- Estas demasiados ejercicios

Omnia Samra Latif Estafan, médico gineco-obstetra, señala que el trabajar la parte superior del cuerpo en el gimnasio puede afectar los músculos del pecho. Para evitar esta molesta, lo mejor es usar sostenes deportivos con el soporte adecuado.

5.- Tus senos están jalando tus músculos

Hablamos de los senos de gran tamaño, pues su peso jala los músculos de tal forma que genera molestias en el cuello, espalda y hombros, un motivo más para usar sostenes con soporte adicional.

6.- Estás usando la talla incorrecta de sostén

¡Es más común de lo que crees! Asegúrate de medirte una vez al año para ver si hay algún cambio y de medirte todo sostén o brasier que vayas a comprar, pues muchas veces los estilos hacen que la talla se altere y no funcione como debe.

7.-Cargas cosas muy pesadas

Sí, la bolsa, la mochila, el maletín de trabajo, cargar mucho peso puede provocar dolor de pecho, y hombros, lo que puede confundirse con dolor de senos.

8.-Mala postura

Así es, pasar todo el día frente a un escritorio y mal sentarte cuando ves televisión es la fórmula ideal para el desastre. Revisa tu postura, si pasas mucho tiempo estírate dos o tres veces en tu turno laboral, revisa el respaldo de tu silla. No solo to pecho, sino toda tu columna lo agradecerá.

9.- Embarazo

Así es, cuando tus hormonas se preparan para amamantar a un bebé pueden provocar dolor en los senos. Los expertos indican que puede darse hasta dos semanas después de que quedes embarazada, de la concepción.