Rodrigo Vallejo Mora, hijo del exgobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, reapareció a la escena pública tras más de un año oculto, durante la misa del Papa Francisco en el estadio Venustiano Carranza de Morelia.

Vallejo Mora fue grabado en 2014 sosteniendo reuniones con el narcotraficante Servando Gómez La Tuta, lo que provocó un proceso penal por nexos criminales, aunque finalmente un juez federal lo exoneró.

Aunque medios de comunicación intentaron entrevistarlo durante su asistencia a la misa, el hijo del exgobernador los eludió.

Rodrigo Vallejo asistió en compañía de una anciana a quien le ayudaba a sostenerse de un bastón; el hijo del exgobernador priísta vestía un traje negro.

En tanto, La Tuta se encuentra preso en el penal del Altiplano.