Ciudad de México.-La reapertura de la industria de la construcción a partir del 1 de junio ayudó a que no cayera tanto la pérdida de empleo, consideró el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante el acto de supervisión de la Autopista Barranca Larga-Ventanilla, Santa María Colotepec, Oaxaca.

“Nos ayudó mucho el tomar la decisión de no parar tanto tiempo la industria de la construcción, porque se autorizó que con medidas sanitarias, con el protocolo de salud correspondiente, desde el 1 de julio se reabriera la actividad de la industria de la construcción, y ustedes saben bien, más que nadie, los camineros, los constructores los que trabajan en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que la industria de la construcción ocupa mucha mano de obra y permite recuperar la economía”.

Resaltó que hasta ayer, la pérdida de empleo en julio fue de 14 mil, por lo que espera que al cierre de mes queden con 19 millones 400 mil empleos, luego de que en abril se perdieron hasta 555 mil.

El mandatario consideró que ese es uno de los factores que prevé que se cumplirá su pronóstico de que la caída de la economía será como una “V”, la cual tras tocar fondo ya está trazando su ascenso.

Respecto de la obra, el Presidente resaltó que permitirá reducir tiempos de traslado de Oaxaca a la Costa de seis horas y media a dos horas y media, y esperó que se pueda inaugurar en marzo de 2022.

“De modo que estar aquí en esta obra es muy importante significativa. Es otra obra que había quedado inconclusa desde hace 11 años y se está reiniciando, celebro que lleven ya alrededor de 65% de avance, que se reafirme el compromiso que inauguremos esta obra a principios de 2022”.