Ciudad de México.- La diabetes y sus complicaciones renales (junto con el cáncer y las enfermedades cardiovasculares) forman parte de las patologías que tienen una enorme repercusión en costos y muertes prematuras entre los mexicanos, reconoció el secretario de Salud, José Narro, al participar en el Primer Foro Global de Política Pública en Enfermedad Renal Crónica, que organiza la Sociedad Internacional de Nefrología.

Mientras en 1980 la diabetes cobró 14 mil 600 vidas, en 2015, se registraron 98 mil 500 fallecimientos por está causa, informó MVS Noticias.

Los malos hábitos como el sedentarismo y la alimentación poco saludable han propiciado que uno de cada tres niños y 7 de cada 10 adultos tengan sobrepeso y obesidad, paso previo de la diabetes y las complicaciones renales.

La cifra de muertes por diabetes entre 2000 y 2015 asciende a 1 millón 100 mil mexicanos y en el caso de la enfermedad renal crónica también hay aumento de defunciones.

Narro señaló que en los últimos 25 años ha aumentado a 3 mil el número de trasplantes renales, "con un gran esfuerzo, que ha requerido cambios en la legislación, recursos, presupuestos, formación de recursos humanos y sensibilización de nuestra sociedad".

"Sin embargo -agregó el titular de Salud- tenemos una lista de espera que sobrepasa nuestras capacidades. Deberíamos estar haciendo dos, probablemente tres veces más trasplantes renales, aunque prácticamente llegamos a 3 mil el año anterior".

Con expertos de todo el mundo, los presentes en el congreso discutirán las mejores prácticas y políticas públicas en atención a problemas renales desde una perspectiva de prevención, diagnóstico oportuno y terapias de calidad.

Narro Robles resaltó la necesidad de contar con mayores inversiones en servicios preventivos y curativos en materia de salud.

"Seguimos teniendo una lucha desigual que privilegia la salud de las finanzas que la salud de las personas", lamentó.

Con información de MVS