La Secretaría de Economía (SE) sigue a la espera de que la Comisión Federal de Mejora Regulatoria apruebe la iniciativa de la nueva norma oficial mexicana (NOM) 199 que entre otros cambios impondría el nombre genérico de “komil” a todos los destilados que se producen a partir del agave.

Ante ello, representantes de productores de mezcal de Guerrero rechazaron esta nueva política y advirtieron que la propuesta pone en riesgo la denominación de origen que la Organización Mundial de Comercio otorgó en 1994 a ocho estados mexicanos productores de la bebida.

Asimismo, afirman que lo que el gobierno federal pretende es beneficiar a las grandes empresas tequileras.

Entrevistado por La Jornada¸ el dirigente del Consejo de Productores de Maguey y Mezcal de Guerrero, Rigoberto Acosta González afirmó que los mezcaleros de la entidad califican como un error de la SE lanzar una iniciativa de esa naturaleza, pues la protección para un producto mexicano, como el mezcal, es bastante delimitada.

Advirtió que esta nueva política permitiría que se produjera mezcal con cualquier agave, “sin control ni nada”.

“Nuestro referente es el champán o los vinos de España – dijo - que están protegidos en una reunión geográfica muy específica”.

Esto es lo que señala el proyecto de NOM-199 sobre el 'komil':

7.2.1.- Komil: Bebida alcohólica producida fuera de las denominaciones de origen que utiliza como materia prima algún agave. El porcentaje de agave no podrá ser menor al 51% de los azúcares fermentables y un máximo de 49,0 % de otros azúcares reductores totales expresados en unidades de masa, no estando permitidas las mezclas en frío, y su contenido alcohólico es de 32,0 % a 55,0 % Alc. Vol. El Komil no debe ostentar en su información comercial referencia alguna a las variedades vegetales reconocidas en las Denominaciones de Origen.

Acosta González adelantó que los ocho estados que agrupa el Consejo Nacional de Productores de Maguey y Mezcal - Guerrero, Oaxaca, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas - bajo la denominación de origen analizan como enfrentar esta iniciativa.

“La iniciativa de la SE pone en riesgo la propia denominación de origen (del mezcal) que otorga la Organización Mundial de Comercio a nuestro país, y por supuesto que nosotros estamos en contra de esa iniciativa”, advirtió.

Al diario, explicó que en el caso de Guerrero “ya estamos trabajando con una comisión de diputados y con los productores de mezcal para hacer un pronunciamiento, y aunque no nos tomen en cuenta, como tampoco lo hicieron para la elaboración de la iniciativa, que quede claro que no estamos de acuerdo porque se pone en riesgo la denominación de origen del mezcal en México”.

Recordó que el protocolo validado por el gobierno mexicano y por la OMC indica que solamente se llame “mezcal” al producto de los azucares transformados del agave, “y certificado, o sea un producto apto para el consumo humano”.

También a  La Jornada, Celerino Tlacotempa Zapoteco, secretario técnico de la organización campesina Sanzekan Tinemi, dijo que la iniciativa de la SE es un atentado contra la economía de las familias campesinas de Guerrero, que durante siglos han trabajado en esta actividad de producir mezcal, de eso han vivido y son los que verdaderamente lo necesitan.

Recordó que miles de indígenas de los municipios de Chilapa, Mártir de Cuilapan, Ahuacuotzingo, Zitlala y Tixtla, por mencionar algunos, tienen como actividad principal y como la única fuente de ingresos la producción del mezcal.

Tlacotempa Zapoteco, coincidió en que esta iniciativa del gobierno federal es a favor de las grandes empresas tequileras..

 “Es la visión que tienen los grandes burócratas que quieren tequilizar el mezcal, y que no se pueda vender. Ahora quieren que sea una marca genérica y desaparecer el mezcal. Quieren que, al igual que en siglos pasados, el jornalero sea peón en su propia tierra”, concluyó.

Con información de La Jornada