Discapacitados integrantes de la asociación Distintos pero Iguales, que preside Gonzalo Mendoza Acevedo, llegaron la tarde de este viernes a las instalaciones del Ayuntamiento de Acapulco para solicitar que se mejoren las condiciones para la entrega de apoyos del programa Acapulco Puede Ayudar a la Discapacidad (ACAPAD).

Mendoza Acevedo, quien representa a unos 35 discapacitados que se encuentran en lista de espera para ser atendidos, comentó que espera que la prueba de vida – documento solicitado por el gobierno municipal para comprobar su condición de discapacitados - sea suficiente para que no deban trasladarse desde colonias lejanas, pues explicó que les es difícil movilizarse y no cuentan con recursos para hacerlo.

Para el apoyo por 2 mil 800 pesos que reciben cada dos meses, describió, se tienen que trasladar hasta la unidad deportiva Vicente Suárez.

Informó que el gobierno del alcalde, Evodio Velazquéz Aguirre abrió la convocatoria para que esté año puedan ingresar los documentos y sean aspirantes a la entrega del apoyo.