México.- Socios de cuatro cooperativas de Teacapan, en Escuinapa, recolectaron 17 toneladas de peces muertos y los sepultaron rociados de cal en una fosa, en espera de que los estudios de laboratorio toxicológicos y otros componentes marinos reflejen las causas de esta nueva mortandad que por cuarto año consecutivo se presenta en esa zona.

La titular del Instituto Sinaloense de Acuacultura y Pesca, Maribel Chollet Morán, dijo que este año el volumen de especies marinas muertas, que inició en la zona en el campo pesquero de la Brecha, en el municipio de Escuinapa, obligó a los tres niveles de gobierno sumar esfuerzos para encontrar las causas y darle una solución definitiva.

Comentó que como parte de las investigaciones abiertas, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) verifica la explotación acuícola de tres mil 500 hectáreas de aguas salobres en la zona de la Urraca, en el estado de Nayarit.

Junto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) abrió una investigación, puesto que la instalación de granjas, en dicha superficie, carecen de permisos oficiales, alteraron el equilibrio ecológico de la zona y tienen descargas residuales no autorizadas.