Guadalajara, (Notimex). – El coordinador estatal del Programa de Salud en el Adulto y en el Anciano de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Alberto Ocampo Chavarría, exhortó a seguir recomendaciones para tener un envejecimiento saludable.

Así como para prevenir enfermedades crónico-degenerativas como diabetes e hipertensión, y evitar que los adultos mayores presenten infecciones respiratorias en esta temporada.

Resaltó la importancia de que los adultos mayores eviten descompensaciones o complicaciones, “recordemos que, en este grupo de edad, 80 por ciento ya cursa con alguna enfermedad tipo diabetes, hipertensión arterial o algún otro evento de alteración de memoria”.

Manifestó que la población de Jalisco en 2018 alcanzó los ocho millones 110 mil 943 habitantes, de los cuales 853 mil 353 personas son adultos mayores de 60 años.

Comentó que en este rango de edad las enfermedades crónicas ocupan los primeros lugares en mortalidad, en especial la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, que generan un gran número de fallecimientos.

A su vez, el responsable del Componente de Envejecimiento Saludable, Edgar Saúl Tejeda Chávez, expresó que en el adulto mayor se presentan una serie de cambios biológicos y sociales que influyen en su estado de salud.

Indicó que para llegar a tener un envejecimiento saludable son importantes las acciones que se realizan desde la infancia y la adolescencia, ya que éstas también tendrán un impacto en la edad adulta y en la vejez.

Señaló que como parte de las acciones preventivas que promueve la SSJ para un envejecimiento saludable, “se llevan a cabo de forma continua evaluaciones sobre el riesgo de caídas, continencia urinaria, osteoporosis, depresión, demencias e hiperplasia prostática”.

“Así como la aplicación de vacunas de temporada como la influenza estacional, neumococo y tétanos; además, en el mes de octubre se realiza la Semana de Salud para Gente Grande, donde se intensifican estas acciones”.

Precisó que realizar ejercicio diario para el adulto mayor ofrece muchos beneficios, entre ellos reduce la ansiedad, mejora el estado de ánimo y favorece el sueño reparador; “la familia del adulto mayor puede contribuir a su calidad de vida incluyéndolo en la toma de decisiones y charlas activas, ya que esto mejora la autoestima y el optimismo de vida”.

Afirmó que mantenerse hidratado es importante para el adulto mayor, por ello se le debe ofrecer líquidos aun cuando no lo soliciten, pues su capacidad para sentir sed es menor, “también tiene derecho a divertirse, y realizar actividades como bailar, cantar, escribir o desarrollar capacidades manuales ayudan a mantener una buena salud mental”.

“El adulto mayor puede aprender cosas nuevas, desarrollar habilidades y superar retos, lo cual mejora la salud mental, evita el deterioro y mejora la calidad de vida; y puede prevenir enfermedades contagiosas como la influenza con una vacunación anual”, indicó.

Tejeda Chávez destacó que para lograr un bienestar físico y emocional del adulto mayor es importante equilibrar la dieta, realizar ejercicio, controlar factores de riesgo y mantener la actividad mental.

“Las caídas en el adulto mayor se pueden prevenir, el ejercicio diario mejora la coordinación, la movilidad y aumenta la masa muscular y ósea, reduciendo así el riesgo de fracturas; y tiene derecho a integrarse, todos deben apoyarlo promoviendo su participación en charlas y debates”, dijo.

Subrayó que evitar el consumo de tabaco y alcohol en el adulto mayor disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas y neumonías, “la prevención de complicaciones se lleva a cabo con el control de enfermedades crónicas y detección oportuna, acudir con el médico reduce el riesgo de incapacidades o deterioro”.

“Los accidentes en el adulto mayor se pueden prevenir, conocer e identificar las capacidades físicas ayuda a disminuir el riesgo de accidentes”, finalizó.