Ciudad de México.- Para prevenir la propagación del virus COVID–19 en la Ciudad de México, a partir del lunes las autoridades cerrarán la atención presencial en ventanillas en toda la administración pública local.

Mediante un acuerdo, publicado en la Gaceta Oficial local, se declaran días inhábiles desde el 23 de marzo y hasta el viernes 19 de abril, si la situación sanitaria lo permite.

Eso implica la prórroga de pagos de impuestos y obligaciones fiscales, con lo cual no habrá recargos, además de la suspensión de términos y plazos en trámites.

La Secretaria de Administración y Finanzas, Luz Elena Gónzalez, comentó que todos los particulares tendrán más tiempo para cumplir sus procedimientos.

Pero aclaró que el gobierno no cierra, pues muchos trámites y pagos se pueden hacer vía internet y que lo importante es evitar el contacto de personas y cumplir con el programa de sana distancia.

La funcionaria confió en que el impacto sea mínimo, pues no se están condonando ni quitando pagos.

“Simplemente es como si decretáramos un fin de semana muy largo, se decretan días inhábiles y por lo tanto lo que tenías de término lo puedes pagar hasta el 30 de abril”, acotó.

Esto involucra a todas las dependencias, órganos desconcentrados, alcaldías y entidades de la Administración Pública, incluso alcaldías.

“Se declaran días inhábiles a partir del lunes y, en consecuencia, se suspenden todos los términos y plazos de actuaciones y diligencias en los procesos administrativos ante el Gobierno de la Ciudad, la realización de trámites en general y la atención al público en ventanilla, así como la atención y trámites de solicitudes de acceso a la información pública y datos personales”, precisó.

Se espera que las actividades se retomen el lunes 20 de abril.