México.- Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), advirtió que el proceso electoral 2020-2021 arrancará con un déficit presupuestal, tras el recorte que la institución sufrió en la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

En conferencia, detalló que entre las áreas que se verán afectadas en inversión por la baja presupuestal están la infraestructura de monitoreo, la cual puede quedar obsoleta en cualquier momento, así como la infraestructura física para que ciudadanos acudan a tramitar su credencial.

Asimismo, dijo, se tendrán que revisar los calendarios que el INE ya había programado para operar y pospondrán hasta el límite decisiones y procesos importantes.

Diez de los once consejeros que integran al instituto respaldaron un pronunciamiento en contra del recorte presupuestal, que aseguran, no tendrá los mismos recursos con los que contó la elección federal de 2018 en donde se renovó la presidencia de la República.

“Este recorte nos coloca en un límite crítico en materia presupuestal, nos obliga revisar múltiples proyectos… Podemos anticipar que al menos tres áreas importantes sufrirán afectaciones presupuestales, primero la reducción hará imposible renovar la infraestructura informática que permite realizar monitoreo de 2 mil 200 canales de radio y televisión”, refirió.

Córdova Vianello aseguró que, a pesar de esta baja en los recursos, la autoridad electoral buscará que los ajustes que se realicen no se traduzca en afectaciones a los servicios que se ofrecen a la ciudadanía o en la certeza en la renovación de los cargos de elección popular.