Chilpancingo, Guerrero.- En un mitin político en el “antimonumento” de Chilpancingo, con la presencia de 20 personas, organizaciones sociales recordaron un mes más de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala.

El evento convocado, como una movilización masiva en la capital de Guerrero, en la cual se invitaron a ciudadanos y movimientos afines a la lucha social, pasó desapercibida y se limitó a un pronunciamiento para reiterar la exigencia de justicia por el caso.

A 31 meses de los atentados en la ciudad de Iguala que arrojaron seis muertos y 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, un par de organizaciones se unieron en Chilpancingo a la jornada global por Ayotzinapa.

“Son 31 meses en los cuales 43 padres y madres se han desgastado caminando por todo México para buscar respuesta de en dónde están los estudiantes”, señaló Silvia Alemán, del grupo Insurgentes Universitarios.

Durante el mitin, los manifestantes colgaron un par de sandalias en representación del desgaste que han tenido los padres de los 43.

Recriminan el desgaste que han sufrido los padres de los estudiantes desaparecidos en 2014.

Una fracción de la CETEG, así como integrantes del Movimiento en Apoyo a los Caídos de 1960, participaron durante la actividad y como desde hace 31 meses, consignaban “vivos los queremos”.

“El caso no puede, no debe y no va a quedar en la impunidad, debemos seguir exigiendo la respuesta sobre la verdad de lo ocurrido y el paradero de nuestros compañeros”.

Finalmente, reiteraron el llamado al Estado mexicano para no dar carpetazo a la investigación por el caso de Ayotzinapa, y condenaron el desalojo el día de ayer en contra de los padres de familia en la Ciudad de México.