El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Javier Chona Gutiérrez, aseguró que han recuperado 11 millones de pesos por el adeudo del servicio de agua potable que tienen negocios y hoteles de la ciudad; recordó que hay 48 hoteles, entre ellos, el hotel Presidente que suman poco más de 60 millones de pesos en deuda.

Informó que el déficit financiero que adquirió la paramunicipal con la Comisión Federal de Electricidad por 153 millones de pesos, ha sido reducido a 70 millones. Por otro lado, indicó que el alcalde Evodio Velázquez Aguirre aprobó 32 millones de pesos que “beneficiarán a ocho colonias de la parte alta de Costa Azul y mejorar en un lapso de cuatro meses, el abastecimiento de las zonas medias y altas de la ciudad”.

En cuanto a la distribución de agua potable en la ciudad, aseguró que está a 75 por ciento porque los problemas, dijo, se producen por la falta de equipo en la zona alta de la ciudad; y que para llevarla a las colonias del ponientes de la ciudad “tengo que elevar siete veces el agua, desde fuentes de captación hasta que lleguen al último punto que es la zona más lejana de la ciudad”. Ante la insistente falta del agua en diferentes colonias, admitió que “desafortunadamente el agua no la podemos dar las 24 horas”.

Consultado acerca de las declaraciones de la regidora Gloria Sierra López quien en la pasada sesión de Cabildo pidió que comparezca para que presente un informe de las actividades de la comisión, Chona Gutiérrez declaró que está dispuesto porque no tiene nada que esconder. Dijo que no le han dado fecha, aunque ya fue notificado para que lo haga.

En otros temas, informó que la comisión cuenta con mil 700 trabajadores porque hubo un despido de cerca de 35 de entre lista de raya, base y contrato y añadió que se sigue haciendo una depuración de la nómina.