Ciudad de México.- Con la advertencia de que mientras no se controle la pandemia de Covid-19, no se podrá lograr una recuperación económica, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), pronosticó para este año, una caída del 9.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en la región y advirtió que el número de personas sin empleo se elevará a 44 millones, debido al incremento de 13.5 por ciento de la tasa de desempleo con el cierre de 2.7 millones de empresas.

En lo que se definió como la peor crisis del siglo debido a la emergencia sanitaria por coronavirus, la CEPAL, alertó sobre el surgimiento de 45 millones de personas en pobreza, debido a que este año la tasa se incrementará en siete puntos porcentuales para ubicarse en 37.3 por ciento, que traerá como resultado un total de 238 millones de pobres.

Enfatizó que la región tendrá que enfrentar una crisis alimentaria porque habrá 28 millones de personas en pobreza extrema, debido a un aumento de 4.5 puntos porcentuales de la tasa, la cual, crecerá en 15.5 por ciento, equivalente a un total de 96 millones de pobres.

MÉXICO CON UNA DE LAS TASAS MÁS ALTAS DE POBREZA

La situación será más grave en nuestro país al registrar una de las tasas más altas de pobreza en la región, ya que, de acuerdo con la Directora Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcenas, 49.5 de cada 100 mexicanos, vivirá en pobreza y 17.1 en pobreza extrema a finales del 2020.

La desigualdad en nuestro país aumentará entre 5 y 5.9 por ciento.

“Las estimaciones de la CEPAL -publicadas el 15 de julio- es que podemos tener un incremento de la pobreza entre 2019 y 2020 de 7.6 puntos porcentuales, pasando de 41.9 al 49.5 por ciento de la población total y un aumento de la pobreza extrema entre 6.3 puntos porcentuales, es decir se pasará de 11.1 a 17.4 por ciento en 2020.

Detalló que sus mediciones son diferentes a las de Coneval, porque se basan en ingresos monetarios y pobreza extrema que es el acceso a la canasta básica. Y esto estará relacionado directamente con la pérdida del empleo con un efecto muy fuerte en México, donde habrá una pérdida de un millón de puestos formales de trabajo de acuerdo a las cifras del IMSS..

LAS AMÉRICAS CON “EXCESO DE FALLECIMIENTOS” POR ENFERMEDADES DIFERENTES A COVID-19

Durante una conferencia virtual de prensa convocada por la CEPAL y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para presentar el Informe “Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el COVID-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe”, se abordaron varios temas.

Ahí, Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud, (OPS), señaló que en la región de las Américas la pandemia de COVID-19 se sigue acelerando ocasionando una crisis triple que afecta la salud, la economía y el ámbito social, que a su vez ha traído una “exceso de mortalidad” como consecuencia de la desatención de enfermedades diferentes al coronavirus e incluso con la reducción de la vacunación.

Por lo anterior, añadió que en tan solo unos meses se está perdiendo casi una década de avances en los sistemas de salud, lo que lleva a los Gobiernos al desafío de privilegiar la salud de las personas por encima de la economía.

“Con el alcance a la respuesta al COVID-19, se están desatendiendo algunas enfermedades. En primer lugar porque los trabajadores médicos han sido retirados del primer nivel de atención de los hospitales para participar en la respuesta inmediata.

“Y también las personas tienen cierto temor y evitan asistir a los centros de atención médica debido a los riesgos de contagio de coronavirus y otros no saben en realidad si los servicios se están ofreciendo o no”, explicó.