México.- El titular de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez Fuentes, abordó la situación de las afores invertidas en el Aeropuerto de Texcoco, durante su comparecencia en el Senado de la República, en el marco del VI Informe de Gobierno y luego del anuncio de la cancelación de la obra.

Ante los cuestionamientos de los integrantes de la Comisión de Seguridad Social, dijo que todos los contratos en los que las afores invierten recursos para generar utilidades tienen una cláusula en caso de alguna catástrofe, como en este caso la cancelación, con el objetivo de recuperar los recursos.

Detalló que el proceso de cancelación del contrato de inversión no se ha dado, sin embargo, deberá tener lugar en algún momento de la transición para recuperar los recursos.

El funcionario especificó que los recursos invertidos darían utilidades en un periodo de 20 años, por lo que al ser cancelada la obra no se van a generar y deberán buscar invertirse en otros proyectos una vez que se recuperen.

Agregó que no ve posible que los 7 mil 500 millones de dólares de los inversionistas migren a la alternativa de proyecto en Santa Lucía.

Finalmente Ramírez Fuentes subrayó que la tarea de las afores es buscar los proyectos en los cuales invertirá los recursos que maneja, debido a que esa es la forma en la que los hace crecer para dar utilidades a los trabajadores que les serán pagadas una vez que comiencen a recibir sus pensiones.