México.- La Refinería de Dos Bocas se construirá sobre una región prioritaria para la conservación de zonas de humedal que forma parte del corredor biológico del Golfo de México, zona de refugio, alimentación y reproducción de varias especies.

De acuerdo con el resolutivo de impacto ambiental publicado el jueves pasado por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), la construcción de la nueva Refinería en el municipio de Paraíso, Tabasco, impactará una región prioritaria para la conservación de zonas de humedal, reconocida por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

“Es importante mencionar que el proyecto queda incluido dentro de una región prioritaria para la conservación de zonas de humedal, reconocida por la Conabio por la presencia de vegetación de manglar, halófila-hidrófila, tular y popal, que forma parte del corredor biológico del Golfo de México, el cual es zona de refugio, alimentación y reproducción de tortugas, aves, mamíferos e invertebrados, que requieren de la protección de su hábitat natural", advierte el resolutivo.

Como medida de mitigación, Petróleos Mexicanos (Pemex) propuso reforestar con mangle la superficie que resulte afectada, tras un análisis de compensación.

Además, la construcción de la nueva Refinería también causará perturbaciones al sistema ambiental de la Laguna de Mecoacán, la cual está contemplada en el Plan Estatal de Desarrollo 2019-2024 para una declaratoria de Área Natural Protegida (ANP).