México.- El coordinador de los diputados de MC, Tonatiuh Bravo Padilla, afirmó que no es prerrogativa directamente del presidente Andrés Manuel López Obrador retirar la reforma educativa cuando ya está en proceso legislativo, sin embargo, dijo que “políticamente está expresando que de no haber consenso no podríamos avanzar a la dictaminación”.

“En este momento la bolita se encuentra en manos del Congreso de la Unión. “Aquí ya hay un dictamen de Comisiones Unidas (de Educación y de Puntos Constitucionales), entonces evidentemente la falta de acuerdo para lograr los dos tercios podría frenar la reforma”, indicó en declaraciones a la prensa.

Bravo Padilla sostuvo que su bancada se pronuncia por avanzar en la dictaminación de la reforma educativa que se aprobó en las Comisiones, porque “es mucho mejor” que la que presentó originalmente el Ejecutivo “y supera los problemas que se han tratado”.

“Lo que tenemos que hacer es avanzar en sentido positivo y empujar los consensos que hasta ahora hemos alcanzado en comisiones (respecto) del dictamen”, dijo.

El legislador de MC detalló que habría que ver si eso es posible legislativamente, regresar a la legislación anterior, a la reforma de 2013, en este momento no solamente se necesitaría abrogar la reforma de Peña Nieto sino volver a aprobar la legislación que estaba de manera previa para hacer eso que está señalado López Obrador.

“En este momento no conviene mirar para atrás sino mirar hacia delante. Tenemos los ojos al frente, supuestamente para mirar lo que el país necesita hacia el futuro y no mirar al pasado”, expresó.

Bravo Padilla apuntó que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) están en “una cuestión tautológica, (porque) con la mano izquierda dicen no querer las plazas y con la mano derecha quieren volver a una legislación que les otorga las plazas”.

“Todos debemos pensar en la educación de los niños de México y qué necesitan, y toda intransigencia debe quedar fuera de lugar para poder tener una reforma aceptable”, dijo

El líder parlamentario dijo que si no hay consenso para aprobar la reforma educativa, su bancada estaría de acuerdo en que “nos quedemos con la legislación que está, eso es lo que legalmente procede”.

“Estaríamos de acuerdo en que nos quedáramos con el actual marco constitucional y en que en el marco de las leyes secundarias se le quitaran los aspectos que hasta ahora han sido puntillosos y punitivos para el magisterio”, aseguró.

Consideró que se deben escuchar todas las secciones del sindicato de los maestros, gobiernos estatales y municipales, y a todos los actores que están involucrados en el tema

“El presidente de la República y el Congreso de la Unión tenemos que dialogar con todos los actores para ponernos de acuerdo en el tema de la reforma educativa”, finalizó.