México.- Regidores de Chilpancingo solicitaron a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso que “revisen con lupa” al gobierno de Antonio Gaspar Beltrán ante las irregularidades en el presupuesto de Egresos “deficitario” del ejercicio fiscal 2019 aprobado por ediles del PRD y PRI.

Este martes, el bloqueo de regidores que votó en contra del presupuesto de Egresos, se reunió por segunda ocasión con el presidente de la Jucopo, el morenista, Antonio Helguera Jiménez, a quien le pidieron su intervención.

Los regidores que votaron en contra del presupuesto y acudieron a la reunión con Helguera Jiménez son cinco de Morena: Lino Castillo Candia, Guadalupe Almazán Morales, Itanduvi Villalba Nájera, Manuel Vargas y Samir Ávila Bonilla. Además, la regidora del PRD, Blanca Alicia Camacho.

Entrevistado al concluir la reunión, el regidor Samir Ávila Bonilla señaló que le pidieron al presidente de la Jucopo que revisen con lupa cada uno de los rubros a los que se destinó el recurso, en los cuales no están de acuerdo.

Explicó que los regidores pidieron la nómina del Ayuntamiento a la que se les destina el 82 por ciento del presupuesto, pero el alcalde se las negó.

“Nosotros hemos pedido que nos digan cuánto se pagaba en el 2018 a los trabajadores de base, trabajadores eventuales, funcionarios y queremos saber cuánto se está pagando este año. En días pasados el presidente anunció una serie de despedidos de unos supuestos aviadores y creemos que de haberse realizado la nómina tendría que haber bajado, pero no las negaron”, denunció.

El regidor denunció que existe una opacidad en el manejo de los recursos por parte del alcalde, y adelantó que en su momento pedirán la intervención de la Auditoría Superior del Estado (ASE) dependiente del Congreso.

Advirtió que al aprobar un presupuesto deficitario por 60 millones de pesos da paso a que más tarde pidan un empréstito al Congreso y se endeude al municipio.

En el presupuesto aprobado por el alcalde y los regidores aliados del PRI y PRD, existe incremento comparado con el año pasado en áreas administrativas como la Secretaría de Finanzas de 20 millones de pesos, y 12 millones a la Secretaría General, que encabeza Antonio Orozco Guadarrama, cercano al exalcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre.

Ávila Bonilla dijo que, tras inconformarse, Gaspar Beltrán buscó a los seis regidores, “pero no está en negociación la transparencia en el manejo de los recursos”. Los regidores no tienen certeza en que se va a gastar el recurso porque no tiene información.

A petición de los seis regidores, a partir de la próxima sesión de Cabildo serán trasmitidas en vivo a través de las redes oficiales del ayuntamiento.

A cinco meses de la administración, Gaspar Beltrán ha prohibido el acceso a reporteros a las sesiones y las ha mantenido en opacidad, algo que criticó en campaña de la administración saliente de Marco Antonio Leyva Mena.

“Este grupo de regidores no nos hemos doblado, ni nos vamos a doblar porque estamos en el camino correcto de la transparencia”, advirtió.

 La regidora de Hacienda del PRD, mismo partido de Gaspar Beltrán, Blanca Alicia Camacho, denunció que han sufrido malos tratos de los funcionarios de Antonio Gaspar y tuvieron una reunión en el Cabildo “para acabar con todo eso”.

“Nos han estado ocultando información, lo único que buscamos es la transparencia porque nosotros en campaña salimos a pedir el voto y nos comprometimos a que había trasparencia, ahora el partido (PRD) está sufriendo una situación delicada y los que estamos cubriendo cargos públicos no podemos darnos el lujo de seguir con la misma situación”, comentó.

La regidora dijo que el déficit en el presupuesto de Egresos se generó porque se incrementó el recurso para áreas administrativas como la de Finanzas y la Secretaría General, “allí está el déficit del que ellos hablan”.

Dijo que el coordinador de la bancada del PRD, en el Congreso local con quien también se reunieron, Celestino Cesáreo Guzmán se comprometió a estar pendiente del tema.

Sobre su inconformidad con Gaspar Beltrán pese a ser del mismo partido, la regidora dijo que una cosa es la institucionalidad y otra la exigencia de transparencia del presupuesto en un municipio como Chilpancingo donde “no podemos venir hacer lo mismo, no podemos seguir en lo mismo”.